27 de marzo de 2006

La antiangiogenesis abre la posibilidad de cronificar el cáncer y aumentar la supervivencia, según estudio internacional

ZURICH, 27 Mar. (De la enviada especial de Europa Press, Guadalupe Sáez) -

Un gran número de médicos considera que la generalización en el uso de la terapia antiangiogénica redundaría en la cronificación del cáncer, lo que significaría que el paciente podría vivir. Así también, el 60% de los pacientes espera que entre los próximos 3 a 5 años se logren avances que permitan convertir el cáncer en una enfermedad crónica. Estos son los resultados de una encuesta realizada entre 500 oncólogos y pacientes de Reino Unido, Francia, España, Italia y Alemania presentada hoy en Zurich (Suiza).

Según el estudio, el 70% de los oncólogos considera que los pacientes y sus cuidadores deberían saber más sobre el tratamiento antiangiogénico ya que, según el profesor de la Universidad de Manchester Nick Thatcher, "marca una nueva era en el abordaje oncológico".

Por esta razón, señaló, "hay que permitir el acceso de los pacientes a estos nuevos tratamientos para alargar y mantener su calidad de vida". En este sentido, los resultados demuestran que nueve de cada diez pacientes que luchan contra el cáncer en Europa nunca han oído hablar de las terapias oncológicas basadas en la antiangiogenesis.

La antiangiogenesis es una novedosa terapia que impide o dificulta el suministro de sangre que alimenta al tumor, deteniendo su crecimiento. El primer fármaco antiangiogénico, bevacizumab, comercializado en España por Roche Farma como 'Avastin', fue lanzado hace un año para el tratamiento del cáncer colorrectal, de mama y de pulmón.

Por otra parte, según los resultados de un estudio pivotal Fase III demostraron que la combinación de bevacizumab y quimioterapia aumenta significativamente, en cinco meses, la supervivencia de los pacientes previamente no tratados. Ademas, el fármaco incrementa el tiempo de no crecimiento del tumor, según el profesor de la Universidad Católica de Bélgica, Peter Carmeliet.

La encuesta señala que solo el 11% de los pacientes confía en que su tratamiento les ayude a superar su enfermedad cuando son diagnosticados por primera vez; sin embargo, hasta el 100% de los pacientes con cáncer avanzado que reciben un tratamiento antiangiogénico son optimistas con respecto a sus potenciales beneficios.

EFICACIA COMO TRATAMIENTO ADYUVANTE.

Ademas, el 82% de los médicos asegura que la terapia antiangiogénica puede ser eficaz como tratamiento adyuvante, es decir, tras la cirugía para aumentar los beneficios de la quimioterapia. No obstante, la consecución de esta expectativa depende del acceso de los pacientes a las nuevas terapias. Así, el profesor del Hospital Royal Marsden de Londres, David Cunningham, aseguró que "el desarrollo y el acceso de los pacientes a los nuevos tratamientos es esencial".

Por su parte, el objetivo del estudio, la promoción del conocimiento de la antiangiogenesis entre la comunidad médica y los pacientes oncológicos, pretende dar a conocer el impacto que dichas terapias supondrán en el tratamiento del cáncer e informar a los pacientes sobre éstas. Así, el 40% de los pacientes encuestados aseguraron sentirse completamente desinformados acerca de los avances tecnológicos que pueden contribuir a superar su enfermedad.

En este sentido, la doctora de la Coalición Global de Cáncer de Pulmón, Jesme Baird, afirmó que "es importante que los pacientes obtengan la información que desean y necesitan, aunque tarden en conseguirse, los nuevos fármacos". En concreto, el 92% de los españoles, según la encuesta, asegura estar muy interesado en los nuevos desarrollos y tratamientos contra el cáncer.

Por último, el doctor del Instituto Karolinska de Suecia, Nils Wilking, confirmó que la encuesta demuestra que "el 73% de los pacientes es optimista sobre el futuro". Los pacientes, concluyó, desean una supervivencia mayor, menos efectos secundarios y una mejora de su calidad de vida.