25 de abril de 2012

Andalucía.- El CABIMER renueva su acreditación para la producción celular de medicamentos de uso clínico

Andalucía.- El CABIMER renueva su acreditación para la producción celular de medicamentos de uso clínico
EUROPA PRESS/FUNDACIÓN PROGRESO Y SALUD

SEVILLA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER) ha renovado su acreditación para el aislamiento y expansión de células madre mesenquimales por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), lo que supone revalidar la calidad de las instalaciones y el cumplimiento de las normas de correcta fabricación de sus procesos por las que se rigen estos laboratorios de producción celular (conocidos como laboratorios GMP (del inglés Good Manufacturing Practices).

De hecho, el CABIMER fue el primer centro de investigación andaluz que recibió la acreditación definitiva de la AEMPS a finales de 2009 para la puesta en marcha de las primeras salas de producción celular en la comunidad autónoma.

Esta renovación, para la que se han realizado las inspecciones oportunas, permite continuar con los trabajos realizados en el marco de la investigación clínica en terapia celular y medicina regenerativa.

En concreto, en estos laboratorios se fabrican células madre obtenidas a partir células mesenquimales de tejido adiposo del propio paciente para la realización de cuatro ensayos clínicos en terapia celular que abordan las patologías como la isquemia crónica crítica en los miembros inferiores, --una complicación frecuente de los pacientes diabéticos que conduce a la amputación-- y la esclerosis múltiple, una enfermedad neurodegenerativa.

Además, estos trabajos se enmarcan en el seno de la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas que actualmente está promoviendo 17 ensayos clínicos en el sistema sanitario público de Andalucía.

Los laboratorios GMP son instalaciones que cumplen unos parámetros específicos para el aislamiento, la producción, manipulación y utilización de células madre con fines terapéuticos, por lo que deben cumplir unos requisitos estrictos de seguridad constatados por la AEMPS, dependiente del Ministerio de Sanidad.