12 de diciembre de 2012

Más de 50 hospitales españoles inician un estudio sobre marcadores terapéuticos para el cáncer colorrectal avanzado

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Tratamiento de Tumores Digestivos (TTD) ha puesto en marcha en 53 hospitales españoles el estudio 'Vilnu', pionero a nivel mundial, con el que analizará cuatro marcadores terapéuticos del cáncer colorrectal avanzado a fin de poder seleccionar el tratamiento más adecuado para cada paciente.

El objetivo en primer lugar, según han explicado los autores de esta iniciativa, será determinar el número de células tumorales circulantes (CTC) y, posteriormente, la presencia o no de tres mutaciones (K-RAS, BRAF y PI3K).

"Sabemos que a mayor número de CTC, los enfermos evolucionan peor, pero es preciso investigar si en estos casos debemos aplicar un tratamiento más agresivo. Este estudio que ahora arranca nos dará las respuestas que necesitamos", ha reconocido el doctor Enrique Aranda, del Hospital Reina Sofía de Córdoba, uno de los coordinadores del estudio y presidente del TTD.

El estudio está coordinado también por los doctores Eduardo Díaz-Rubio y Javier Sastre, ambos del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, y la mitad de los hospitales participantes ya están analizando los marcadores de los pacientes.

Primero se selecciona a aquellos que ya no son candidatos a la cirugía, y a todos ellos se les somete a una prueba, por ahora disponible sólo en investigación, que permite contabilizar el número de CTC.

"La novedad que aporta el 'Visnu' es que, por primera vez, nos da información sobre la mejor pauta de tratamiento para estos casos", comenta el doctor Díaz-Rubio.

A los pacientes se les está dividiendo según el número de CTC. Los que tienen más de 3 CTC, considerados de peor pronóstico, van a recibir una quimioterapia más un biológico, en concreto un antiangiogénico (Bevacizumab).

En aquellos con una cifra inferior a 3 se les determina el estado K-RAS, de modo que unos tendrán mutación y otros no, que son los denominados wild type (con K-RAS nativo).

En estos últimos se analiza también si presentan mutación en los genes BRAF y PI3K. Todos ellos recibirán igualmente una pauta de quimioterapia y un biológico, que podrá ser bevacizumab, que Roche comercializa como 'Avastin', o el anti-EGFR cetuximab, fármaco de Merck cuyo nombre comercial es 'Erbitux'.

UN TEST ÚTIL PARA OTROS TUMORES

La máquina para cuantificar los CTC está aprobada por la Agencia Americana del Medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) pero no disponible en España fuera de estudios clínicos y, aunque se trata de un test que requiere personal entrenado, también puede ser útil para otros tumores (mama, próstata).

En opinión del doctor Díaz-Rubio, "debería ser una prueba a disposición del oncólogo en la misma medida que cuenta con marcadores tumorales séricos, un escáner o una resonancia, aunque fuera en cuatro o cinco grandes centros para todo el país".

"Cualquier especialista agradecería enormemente poder contar con esta herramienta que informa del pronóstico y que nos da la misma o mayor información que la imagen", ha añadido.

En los últimos diez años el tratamiento del cáncer colorrectal ha experimentado importantes progresos que han logrado multiplicar la supervivencia de los pacientes con la enfermedad avanzada.

Sin embargo, todavía hay entre un 20 y 30 por ciento de los casos que se diagnostican en fase metastásica, de ahí la necesidad de identificar estrategias terapéuticas capaces, en unos casos, de revertir la metástasis para poder intervenir quirúrgicamente y en otros, la mayoría, tratar de cronificar la enfermedad con la mayor calidad de vida posible.

REPRESENTACIÓN DE 13 COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Además de los citados, participan en este trabajo los hospitales andaluces Carlos Haya, Costa del Sol y Virgen de la Victoria de Málaga; Virgen del Rocío, Virgen de la Macarena y Nuestra Señora de Valme de Sevilla; Virgen de las Nieves de Granada y Complejo Hospitalario de Jaén. Por su parte, la representación aragonesa estará formada por los centros Miguel Servet y Lozano Blesa de Zaragoza.

De Asturias participan el Hospital Universitario Central de Asturias y de Cantabria el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander. En cuanto a los que pertenecen a Castilla-La Mancha, son el Complejo Hospitalario La Mancha Centro y el Hospital General de Ciudad Real.

Por parte de Castilla y León los representantes son el Hospital General Yagüe de Burgos y el Complejo Asistencial de Zamora. En Cataluña se cuentan al Complejo Sanitari de Terrasa, el Hospital del Mar, el Instituto de Oncología Corachán, el ICO. H. Duran i Reynals, el Hospital General de L'Hospitalet y el Hospital de Mataró en la provincia de Barcelona; el ICO. H. Josep Trueta de Gerona, el Hospital Lleida Arnau de Vilanova de Lérida y el Hospital San Joan de Reus de Tarragona.

Otras comunidades que participan en el estudio son Extremadura, con el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres; y Galicia, con el H. Cl. de Santiago y el C.H.U. de La Coruña; el Lucus Augusti de Lugo y el C.H.U. de Ourense. Además, el Son Llatzer y el Son Espases de Palma de Mallorca (Islas Baleares); y el Gregorio Marañón, Ramón y Cajal, Puerta de Hierro, La Zarzuela, Hospital de Fuenlabrada y 12 Octubre (Madrid) también aportan su granito de arena a la investigación.

Por último, de la Comunidad Valenciana prestan su ayuda el Hospital General Universitario de Elche, el Hospital General de Elda y el Hospital General Universitario de Alicante; el Doctor Peset, el Arnau de Vilanova, el de Sagunto, el de La Fe y el Hospital General Universitario de Valencia; y el Hospital Provincial de Castellón. Concluyen la lista los centros vascos Hospital de Donostia de Guipúzcoa y Hospital de Basurto de Vizcaya.