Un ambiente más seco y menos predecible puede haber estimulado la evolución humana

Un ambiente más seco y menos predecible puede haber estimulado la evolución humana
11 de diciembre de 2018 ROBIN RENAUT - ARCHIVO

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un clima progresivamente seco y salpicado por episodios de humedad variable puede haber precipitado la transición de nuestros ancestros homininos a humanos anatómicamente modernos, según una investigación publicada en la edición digital de 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

Desde el descubrimiento de un rico conjunto de fósiles humanos, así como herramientas de piedra y otras evidencias arqueológicas en el valle del este de África, una región a la que se hace referencia como la cuna de la humanidad, los científicos han intentado reconstruir el complejo enigma que es la Historia de nuestros orígenes humanos, incluyendo el contexto ambiental de esa historia.

El estudio, basado en núcleos de sedimentos lacustres, es el primero en proporcionar un contexto ambiental continuo para las diversas evidencias arqueológicas recuperadas de las localidades cercanas en las cuencas del valle del Rift en el sur de Kenia, según los autores. Se tomaron muestras de núcleos del lago Magadi como parte del Proyecto de Perforación de Sitios de Hominin y Paleolagos (HSPDP, por sus siglas en inglés), dirigido por el profesor Andrew Cohen, de la Universidad de Arizona.

El lago Magadi, un lago poco profundo y periódicamente seco, está cerca de la cuenca Olorgesailie, en Kenia, uno de los sitios más productivos para la evidencia arqueológica de la evolución humana en África. Los autores sugieren que los profundos cambios climáticos pueden haber impulsado fuerzas detrás de la evolución de los homínidos, los orígenes del 'Homo sapiens' moderno y el inicio de la Edad de Piedra Media.

Aunque las hipótesis anteriores han relacionado la evolución de los homininos con el cambio climático, la mayoría de los estudios anteriores carecen de evidencia a escala regional de un vínculo entre el entorno y la evolución de los homínidos, tal y como escriben los autores en el documento "Aridificación progresiva en África Oriental en el último medio millón de años e implicaciones para evolución humana".

Según el estudio, una tendencia hacia la intensa aridificación en el área comenzó hace 575.000 años. El cambio, no documentado previamente en núcleos continentales continuos de África Oriental, corresponde a extinciones de fauna y una transformación importante en la tecnología de herramientas de piedra documentada en la región de Olorgesailie.

"Hasta el momento, se ha recopilado mucha evidencia de la evolución humana en el área, pero hasta ahora no se habían vinculado esos registros con registros ambientales detallados", dice el autor principal del estudio, Richard Owen, de la Universidad Bautista de Hong Kong. "Hay una gran brecha en los registros entre las últimas herramientas de la Edad de Piedra Temprana hace 500.000 años y la aparición de las herramientas de la Edad de Piedra Media hace unos 320.000 años. Nuestros resultados taparon esa brecha con un registro ambiental continuo".

UNA TRANSICIÓN CRÍTICA EN ALGÚN MOMENTO

Se produjo una transición crítica en algún momento durante esta brecha, un periodo durante el cual los arqueólogos han descubierto evidencia de un salto en las capacidades de los humanos primitivos para hacer, usar e intercambiar herramientas de piedra. Los núcleos del lago Magadi proporcionan el primer vínculo detallado entre el cambio climático y los eventos conocidos a partir del registro arqueológico de la región.

"Hemos sabido durante un tiempo que el clima en ese momento era muy variado, pero la clave aquí es que los registros están cerca de la evidencia arqueológica de esta transición --dice Cohen, profesor del Departamento de Geociencias de la Universidad de Arizona--. Las herramientas de piedra más antiguas encontradas en Olorgesailie no cambiaron mucho entre 1,2 millones y medio millón de años. Y de repente, después de 500.000 y antes de 320.000 años, no sabemos exactamente cuándo, pero en ese lapso de tiempo, hubo una transición crítica en la arqueología cuando las herramientas se volvieron más sofisticadas y se transportaron en distancias más largas".

Al mismo tiempo, los registros del núcleo del lago apuntan a que el clima se está volviendo más seco y más variable y hay evidencia en otras partes de África de la aparición del moderno 'Homo sapiens', lo que provoca mucha especulación sobre si los dos están conectados, dice Cohen.

"No está del todo claro si la evolución de cerebros más grandes va de la mano con nuevos conjuntos de herramientas --apunta--. Pero los primeros fósiles modernos de 'Homo sapiens' de Marruecos se remontan a 325.000 años, al mismo tiempo que vemos esta transición de herramientas. Y ambos sucedieron aproximadamente al mismo tiempo que nuestro registro central indica una sequía severa muy cerca de los sitios arqueológicos".

El núcleo más profundo perforado en el lago Magadi alcanzó los 200 metros (650 pies), penetrando todas las capas sedimentarias hasta la roca volcánica del lago. Las muestras del núcleo, cada una de aproximadamente 10 pies (3,05 metros) de largo y 2 1/2 pulgadas (6,35 centímetros) de diámetro, se cortan en segmentos manejables de 5 pies (1,52 metros), se empaquetan y se envían por aire al 'National Lake Core Facility' en la Universidad de Minnesota, Estados Unidos, para su conservación, análisis y almacenamiento.

De acuerdo con la hipótesis de la selección de variabilidad, un entorno rápidamente cambiante crea una presión selectiva que obliga a las especies a adaptarse a un cambio rápido, dice Owen. Bajo ese escenario, los cerebros más grandes de los humanos anatómicamente modernos habrían permitido a nuestros antepasados adaptarse rápidamente a un mundo cada vez menos predecible.

"Ahora tenemos evidencia de que al mismo tiempo los conjuntos de herramientas estaban cambiando, la fauna de los mamíferos cambió y el clima se hizo más complejo y árido --destaca Owen--. Así que tienes una serie de coincidencias que te hacen pensar: 'Esto podría ser real'. Ahora podemos decir cuándo cambió el entorno y luego comparar eso con la evidencia arqueológica de la región".

La perforación en otros sitios cercanos por el HSPDP se ha completado a medida que los investigadores han recopilado más datos climáticos de la región para continuar estudiando la importancia de la variabilidad ambiental en el curso de la evolución humana.