7 de septiembre de 2015

A los alumnos con buenas notas les gusta realizar ejercicio

A los alumnos con buenas notas les gusta realizar ejercicio
FLICKR/THOMAS L. CHILDERS

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los estudiantes con mejores notas disfrutan más de la asignatura de Educación Física, una disciplina que ayuda a mejorar el estado de salud y el desarrollo intelectual, según un estudio en el que ha participado la Universidad Complutense de Madrid.

La investigación, publicada en 'Nutrición Hospitalaria', ha revelado que el número de estudiantes a los que le gusta la disciplina ha aumentado desde el año 2000, en el que a un 9 por ciento de los alumnos les disgustaba la asignatura de gimnasia. En el período entre 2011 y 2012, la cifra de estudiantes que rechazaban el ejercicio físico había disminuido hasta el 7,3 por ciento.

La investigadora del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y una de las autoras del trabajo, María E. Calle, ha afirmado que "la Educación Física no solo proporciona herramientas de actividad física que inculcan el gusto por el ejercicio de manera habitual y reglada, sino que también infunde valores importantes en el desarrollo intelectual, psicológico y físico de los escolares, como el esfuerzo, la disciplina, el trabajo en equipo y el afán de superación".

También se ha descubierto que los chicos disfrutan más de la actividad física que las chicas, ya que más de la mitad de los alumnos afirmaron que les agradaba la asignatura de Educación Física mientras que en las alumnas la cifra siempre era inferior.

PARTICIPARON MÁS DE 4.000 ADOLESCENTES

La investigación se llevó a cabo a través de tres estudios diferentes, 'Avena', 'Afinos' y 'Up&Down', en los que se registraron datos sobre sedentarismo y ejercicio físico en diferentes grupos de adolescentes españoles entre los 6 y los 18 años y se los relacionó con su rendimiento académico.

Los tres trabajos analizaron diferentes parámetros, como la situación nutricional y metabólica de los participantes, los factores de riesgo cardiovascular, la existencia de alergias e infecciones, las características de salud mental, las enfermedades metabólicas y los hábitos de ejercicio físico y sedentarismo.

En la investigación también han colaborado la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Granada, el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Zaragoza y la Universidad de Cantabria.