23 de junio de 2015

Objetivo: mejorar la salud metabólica de personas obesas

Objetivo: mejorar la salud metabólica de personas obesas
GETTY/DANIEL BENDJY

   MADRID, 23 Jun. (INFOSALUS) -

   El alto porcentaje de obesidad en la población ha llevado a los investigadores a tratar de descubrir los mecanismos que pueden proteger a estos individuos frente a las enfermedades metabólicas. Es en este campo en el que un grupo de investigadores internacionales han desarrollado un estudio que parece tener la clave que ayudaría a generar un efecto protector en las personas obesas.

    GRASA CORPORAL EN PERSONAS CON OBESIDAD

   El microbio intestinal 'Akkermansia muciniphila' puede ser la clave para una mejor salud metabólica y una distribución saludable de la grasa corporal en personas que tienen sobrepeso o son obesas, según revela un pequeño estudio publicado en la edición digital de la revista 'Gut' y realizado por expertos del Instituto de Cardiometabolismo y Nutrición, INSERM/Universidad de París, el Hospital Pitié-Salpêtrière, en París, Francia, y el Instituto de Investigación Farmacológica de Louvain, en Bruselas, Bélgica.

   El microbio parece estar relacionado con niveles más bajos de glucosa en la sangre en ayunas y grasas --factores clave que participan en el desarrollo de la diabetes y las enfermedades del corazón-- y sana distribución de la grasa corporal, indican los resultados. En las personas sanas 'A. Muciniphila' constituye alrededor de entre el 3 y el 5 por ciento del ecosistema bacteriano del intestino y se asocia con una dieta rica en fibra insoluble.

   La evidencia hasta la fecha sugiere que una amplia gama de microbios intestinales y procesos químicos que sustentan la vida -el metabolismo-- tienen un papel importante en el desarrollo de la obesidad y los trastornos metabólicos potencialmente dañinos. 'A. Muciniphila' ya se ha relacionado con el metabolismo saludable de la glucosa y la delgadez en ratones, pero no ha quedado claro si esto también se aplica a las personas.

   Por tanto, los científicos querían averiguar si el microbio estaba vinculado a la diversidad bacteriana en el intestino y un perfil de riesgo de salud más bajo en las personas con sobrepeso/obesidad. Se evaluaron los niveles de 'A. Muciniphila' y otras bacterias en el intestino, así como la glucosa y la grasa en sangre en ayunas, y los indicadores de distribución de la grasa corporal -la relación cintura: cadera y la cantidad de grasa debajo de la piel-- en 49 adultos obesos o con sobrepeso.

ANALISIS DE LOS MICROBIOS

   Estas evaluaciones se realizaron antes y después de una intervención dietética: seis semanas de una dieta baja en calorías con más proteínas y fibra seguida de seis semanas de una dieta de estabilización. La restricción calórica es conocida por alterar la composición de las bacterias intestinales.

   Estos expertos encontraron que en el inicio de la intervención dietética, aquellos con abundante evidencia de 'A. Muciniphila' en sus intestinos tenían niveles de glucosa en sangre en ayunas y de insulina inferiores, una ratio cintura:cadera más pequeña y un volumen inferior de células de grasa debajo de su piel que aquellos con bajos niveles de este microbio.

   Los que tenían abundantes 'A. Muciniphila', así como una mayor diversidad de microbios en su intestino al comienzo, presentaban un perfil metabólico más saludable --en particular para la glucemia en ayunas, los triglicéridos (grasas en sangre) y la distribución de la grasa corporal--. Después de seis semanas de restricción de calorías, los que tienen más 'A. Muciniphila' empiezan a mostrar una mejoría más fuerte en su perfil metabólico y en la distribución metabólica de la grasa que aquellos con niveles más bajos.

   La restricción calórica se asoció con una reducción en la abundancia de 'A. Muciniphila' en todos los ámbitos, pero estos niveles todavía permanecían cien veces más elevados en las personas en las que el microbio era más abundante al inicio. Los investigadores sugieren que los subproductos de 'A. Muciniphila' pueden actuar como combustible para otras bacterias intestinales beneficiosas.

   "A. Muciniphila' produce una variedad de productos de la fermentación -escriben--. Estos pueden servir como fuentes de energía para otras bacterias y el huésped. Es posible que a través de esta alimentación cruzada, 'A. Muciniphila' pueda contribuir a la expansión de otras especies beneficiosas, mientras que pueda en sí tener un efecto directo sobre el metabolismo del huésped, consistente con estudios en roedores", añaden.

Para leer más