21 de abril de 2009

Las agencias de la ONU, alarmadas por el aumento de la malnutrición infantil en Gaza

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El aumento de la pobreza, el desempleo y la inseguridad alimentaria en Gaza, junto con la reciente ofensiva israelí sobre la zona, han incrementado la amenaza de malnutrición infantil, según afirmaron hoy las agencias de la ONU, los responsables del Ministerio de Sanidad y las ONG que trabajan en Gaza.

Los responsables de la Organización Mundial de la Salud (OMS) están preocupados por las señales de alerta, según informa la agencia de noticias humanitarias de la ONU, IRIN, incluidos los indicadores de la creciente malnutrición --como el incremento de los niños que sufren desnutrición, enfermedades consuntivas (asociadas a enfermedades debilitantes y que suponen una pérdida de masa muscular) y con peso más bajo de lo normal-- y los altos niveles de anemia entre los niños y las mujeres embarazadas.

Una evaluación de securidad alimentaria llevada a cabo a lo largo de 2008 y a principios de 2009 por el Programa Mundial de Alimentos (PAM) y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), subraya el aumento de la inseguridad alimentaria comparada con 2007, según el consejero de seguridad alimentaria de la FAO, Erminio Saco, y según la Oficina Central Palestina de Estadístcas.

Durante los últimos 18 meses, el sector agrícola ha estado luchando para superar el bloqueo israelí sobre las importaciones y las exportaciones, un hecho que provocó un descenso en la productividad y redujo el acceso a alimentos frescos asequibles, según la FAO.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señaló en enero que el 10,3 por ciento de los niños menores de cinco años están desnutridos, una tendencia en aumento respecto a los últimos años. La desnutrición suele atribuirse a la falta crónica de proteínas y micronutrientes, incluidos el hierro y las vitaminas esenciales, según la OMS. "Más del diez por ciento de los niños en Gaza son malnutridos crónicos", según el responsable de la OMS Mahmud Daher, quien señaló que esta cifra supone un incremento.

En abril de 2008, UNICEF estimó que había cerca de 255.000 niños menores de cinco años en Gaza y, de ellos, al menos 26.265 estaban en riesgo de malnutrición y 657 tenían más probabilidades de sufrir enfermedades consuntivas. Al menos el 50 por ciento de los menores de 18 años, casi dos tercios de la población, se considera que está en situación de inseguridad alimentaria.

El número de menores de cinco años que sufren malnutrición aguda o enfermedades consuntivas en Gaza casi dobla la cifra de 1,4 por ciento que había entre 2006 y 2008, con un 2,4 por ciento en la actualidad, según UNICEF. Las enfermedades consuntivas se consideran un problema de salud pública si la población afectada excede el cinco por ciento, pero la OMS está preocupada por el incremento significativo.

ALTOS NIVELEES DE ANEMIA

"La anemia entre los niños y las mujeres embarazadas es alta en Gaza y hay fluctuaciones en los índices de acuerdo con la disponibilidad de los alimentos y la situación política y económica en la zona", señala Daher. La OMS cree que las deficiencias de hierro y de vitamina A han aumentado durante y desde el conflicto. Los resultados de la evaluación actual se publicarán en mayo pero, de acuerdo con Daher, el 65 por ciento de los niños entre los nueve y los doce meses, y el 35 por ciento de las mujeres embarazadas sufren anemia.

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) también publicará una evaluación en julio, pero también se muestra preocupada por el incremento en los casos de anemia, de acuerdo con Mohamed Maqadma, miembro de esta agencia.

Hay una correlación positiva entre la malnutrición y el bajo consumo de proteínas animales, fruta, el tamaño de la familia y los ingresos, según UNICEF. La cantidad de fruta fresca disponible y de proteínas en el mercado de Gaza se ha visto significativamente reducida debido a los cierres de los pasos fronterizos, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). "El último envío de ganado entró en Gaza el 31 de octubre de 2008, y desde que Hamás llegó al poder en junio de 2007, las importaciones de ganado se han visto restringidas severamente", señaló el responsable de campo de la OCHA en Gaza, Hamada al Bayari.

El director de los 56 centros de salud primaria que dirige el Ministerio de Sanidad en Gaza, Fuad Issawi, manifestó que los casos de anemia y desnutrición han aumentado en 2008 y en 2009. Desde 2007, la cantidad de medicamentos en contra de la anemia que necesitan los centros de salud primaria se ha incrementado dramáticamente, aseguró Issawi.

"Hubo un aumento de la anemia entre los niños en nuestros centros en 2008 y continúa", manifestó el director de la principal ONG que se dedica a la salud en Gaza, Adnan al Wahaidi, que se estima que atiende a 16.000 niños malnutridos. "Es muy alto el número de las mujeres que vienen con hijos que sufren desnutrición, muchos de sus maridos han muerto durante la ofensiva reciente o están en paro", añadió.