27 de agosto de 2019

Cómo afecta la listeria al embarazo y formas de prevenir la infección

Cómo afecta la listeria al embarazo y formas de prevenir la infección
Embarazada, embarazo, mujerGETTY - ARCHIVO

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Si una embarazada sospecha haberse infectado por el consumo de alimentos contaminados con listeria debe acudir a su ginecólogo para realizar una serología de sangre, ya que en caso positivo existen terapias precoces que pueden revertir el cuadro de la enfermedad y evitar complicaciones en el feto, ha destacado la doctora María Teresa Martín Pedraza, de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional (Madrid), en el marco del brote de listeriosis registrado en España, que ya afecta a más de 30 mujeres embarazadas.

La listeriosis es una infección grave producida por la bacteria 'Listeria monocytógenes', que puede estar presente en mariscos sin cocción y alimentos crudos, procesados o fabricados con leche no pasturizada. Su incidencia es mayor en verano y entre sus principales síntomas se encuentran periodos de fiebre, escalofríos, vómitos y diarreas.

Los grupos más vulnerables a esta infección son aquellas personas que presentan un sistema inmunológico débil como mujeres embarazadas, ancianos o recién nacidos. Por ello, la doctora ha puesto de relieve que si una embarazada comienza a tener un cuadro de fiebre alta debe acudir a urgencias para que se le realice una prueba de sangre con leucocitos.

Si tras el análisis no se observa un foco de infección que pueda haber sido la causa de la fiebre y están presentes síntomas de corioamniontis, o infección del líquido amniótico, la mujer embrazada quedará ingresada con antibiótico intravenoso hasta la realización de un hemocultivo que confirme la infección.

En el caso de las gestantes, la experta ha explicado que la bacteria puede llegar a atravesar la placenta infectando al feto y produciendo graves complicaciones. Así, durante los primeros seis meses es menos probable que se de la infección, no obstante se pueden producir abortos séptico o casos de muerte fetal intrautero. En el tercer trimestre existe hasta un 80 por ciento de riesgo de infección fetal, lo que puede producir infección del líquido amniótico o un parto prematuro.

CONSEJOS DE ALIMENTACIÓN PARA PREVENIR INFECCIÓN POR LISTERIOSIS

La bacteria de la listeria es destruida por las temperaturas de más de 50 grados centígrados y puede sobrevivir en alimentos conservados en sal. Por su parte, las temperaturas bajas ralentizan su crecimiento, pero no la destruyen.

En este sentido, la doctora Pedraza ha aconsejado, fundamentalmente a las embarazadas, cocinar los alimentos de origen animal a temperaturas mayores a 50 grados, lavar correctamente los alimentos que se consumen crudos, limpiar la nevera y no conservar durante más de 3 o 4 días los productos de charcutería.

Asimismo, ha concluido que las gestantes deben evitar los platos cárnicos precocinados, quesos de pasta blanda que no estén elaborados con leche pasteurizada, patés no enlatados, marisco crudo, leche cruda y ensaladas o vegetales preparados.

Contador

Lo más leído