5 de junio de 2009

La AEP dice que en España sólo se registra el 20% de las muertes súbitas infantiles

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cada año fallecen "oficialmente" en España cerca de 100 lactantes por muerte súbita, sin embargo, el infradiagnóstico y la media europea --que registra una muerte por cada mil recién nacidos-- "hacen pensar que en nuestro país fallecen alrededor de 500 lactantes cada año" por esta causa, según afirmó hoy el coordinador del Grupo de Trabajo para el Estudio y la Prevención de la Muerte Súbita del Lactante (GEPMSL) de la Asociación Española de Pediatría (AEP), el doctor Frederic Camarasa.

A pesar de estos datos, "desde los años 90 se ha registrado una disminución importante en el número de casos que ha pasado de dos o tres por cada mil nacidos a uno por cada mil", explicó el doctor Camarasa durante el LVIII Congreso de la AEP que se celebra estos días en Zaragoza.

"Esto se debe fundamentalmente a la identificación de los principales factores de riesgo: dormir boca abajo, el tabaquismo materno y el sobrecalentamiento. En este sentido, se ha observado que hacer que los niños duerman boca arriba se acompaña de una disminución entre el 50 y 67% de la incidencia", señaló este experto.

Asimismo, "muchas mujeres no están concienciadas de los riesgos asociados al tabaquismo durante el embarazo y la lactancia. Cerca de un lactante nadie debería fumar. De igual forma, se debe evitar el sobrecalentamiento con habitaciones donde haya mucho calor o abrigar en exceso al niño", aseguró.

Según el doctor Camarasa, también "se ha observado que los colchones blandos y dormir en la cama con los padres también se asocia a una mayor incidencia de la muerte súbita del lactante".