11 de septiembre de 2017

La actividad física y la alimentación "siempre" pueden mejorar algo en cada enfermedad

La actividad física y la alimentación "siempre" pueden mejorar algo en cada enfermedad
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La precisión del deporte adaptado a las posibilidades mejora el pronóstico y la recuperación de los adultos con enfermedad crónica, pues "siempre hay algo que mejorar en cada enfermedad gracias a la actividad física y la alimentación", han asegurado el asesor científico de Pediatría del Hospital Viamed Montecanal y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, Gerardo Rodríguez, y José Antonio Casajús, catedrático de Actividad Física y Salud de la Universidad de Zaragoza y especialista en Medicina del Deporte.

Además, combinar un buen nivel de ejercicio físico, evitar el sedentarismo y una buena alimentación son clave para la salud y calidad de vida, ya que permite "vivir más y mejor", aseguran ambos especialistas, y encargados la charla 'Somos lo que comemos y cómo nos movemos: ejercicio y alimentación, bases de una vida saludable', organizada por el Hospital Viamed Montecanal en colaboración con Ibercaja, Universidad de San Jorge (USJ) y Grupo Piquer.

Asimismo, el exceso de peso es una causa predominante de enfermedad crónica en España, afectando al menos a un 30 por ciento de los niños y a un 50 por ciento de la población adulta. Muchas de las enfermedades comienzan desde las primeras etapas de la vida y las complicaciones aparecen en la edad adulta.

BENEFICIOS EN NIÑOS

Los beneficios del deporte y de la buena alimentación son "indiscutibles en niños con obesidad, fibrosis quística, cáncer o discapacidad física. En algunos de estos pacientes la posibilidad de ingreso se reduce hasta en un 10 por ciento y en niños con leucemia linfoblástica aguda, la incorporación del ejercicio físico a la terapia puede mejorar su condición física entre un 15-20 por ciento",ha afirmado Gerardo Rodríguez.

En nutrición, los hábitos saludables se pueden iniciar incluso antes del nacimiento del niño. "Los hábitos de la madre en el embarazo ya influyen en el crecimiento y desarrollo del feto dentro del útero. En el crecimiento postnatal, el tipo de alimentación contribuye a un desarrollo óptimo posterior del niño programando a corto y a largo plazo la salud", ha subrayado Rodríguez.

Los datos oficiales cifran en más de un 10 por ciento los niños españoles entre 5 y 14 años que no realizan ejercicio físico, cifra que se eleva al 50 por ciento en los adolescentes y que se incrementa aún más en la población adulta. Frente a ello, los especialistas aconsejan que, hasta los 5 años, se estimule a los niños mediante juegos de motricidad, con la familia y niños de su edad.