2 de septiembre de 2019

La abstinencia en adictos a los opiáceos, asociada a inflamación en cerebro e intestino

La abstinencia en adictos a los opiáceos, asociada a inflamación en cerebro e intestino
Cerebro.GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PRACHA - ARCHIVO

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Daniel Baugh de Genómica Funcional y Biología Computacional de la Universidad Thomas Jefferson (Estados Unidos) han evidenciado un vínculo entre la inflamación en cerebro e intestino y un estado emocional negativo durante la abstinencia de opiáceos.

La dependencia de los opioides se ha convertido en una crisis en Estados Unidos y otros países con graves consecuencias para el bienestar económico y social, y ha causado numerosas víctimas. Un gran objetivo de la investigación en curso para combatir el trastorno por uso de opiáceos es comprender la abstinencia de drogas.

"Los síntomas físicos y emocionales de la abstinencia pueden ser potencialmente mortales y constituyen una experiencia muy negativa. El miedo a estos síntomas motiva fuertemente la adicción", explican los investigadores en un artículo publicado en la revista 'Frontiers in Neuroscience'.

Los opiáceos pueden causar inflamación en el cerebro al inducir a las células inmunitarias a liberar moléculas inflamatorias llamadas citoquinas. Las principales células inmunitarias del cerebro son los microglios y los astrocitos. Se han observado respuestas inflamatorias inducidas por opiáceos en la amígdala central, una región del cerebro que ha estado fuertemente implicada en la dependencia de opiáceos debido a su papel en la emoción y la motivación.

La amígdala central también puede verse afectada por la inflamación en otras partes del cuerpo, como el intestino. De hecho, la comunicación entre el intestino y el cerebro puede dar forma a una variedad de comportamientos motivados y estados emocionales, incluyendo aquellos asociados con la dependencia a las drogas y la abstinencia.

En su trabajo, los investigadores aislaron neuronas individuales, microglia y astrocitos de la amígdala central y estudiaron sus perfiles genéticos en ratas normales y dependientes de opiáceos. Se sorprendieron al descubrir que el perfil de los astrocitos era el que más cambiaba, cambiando la expresión genética a un estado más activado. Este cambio se correlacionó fuertemente con la abstinencia de opiáceos. Además, los tres tipos de células mostraron un aumento considerable en una citoquina inflamatoria llamada TNF alfa en animales retirados.

Además, los investigadores también analizaron diferentes tipos de bacterias en el intestino de las ratas y encontraron que ciertas bacterias antiinflamatorias fueron suprimidas en animales, cambiando la proporción de microbiota intestinal y causando un fenómeno llamado disbiosis, que puede causar inflamación en el sistema digestivo. No está claro cómo estos cambios influyen en la abstinencia de opiáceos, pero los autores proponen que la inflamación simultánea en el intestino y la amígdala central puede estar relacionada con la experiencia emocional negativa de la abstinencia.

Contador

Lo más leído