5 de octubre de 2009

El 9,2% de los españoles sufre enfermedades renales y el 6,2% padece insuficiencia

PAMPLONA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 9,2 por ciento de los españoles sufre enfermedades renales y un 6,89 por ciento de la población padece insuficiencia renal, según expuso esta mañana el presidente de la Sociedad Española de Nefrología, Alberto Martínez, quien indicó que en Navarra, hay 313 pacientes en diálisis, de los cuales, 269 están en hemodiálisis, 39 en diálisis peritoneal, y cinco en hemodiálisis domiciliaria.

Este y otros datos, explicó el especialista en rueda de prensa, serán analizados hasta mañana en el marco del XXXIX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) que se celebra en Pamplona desde el pasado sábado 3 de octubre, y que ha reunido en el Baluarte a más de 1.500 nefrólogos.

Las enfermedades renales están presentes en el 9,2 por ciento de la población, y un 6,89 por ciento de los mismos sufren insuficiencia renal. Por ello, Martínez destacó la importancia de la prevención de este tipo de trastornos, ya que, según expuso, se constata una elevada prevalencia de enfermedad renal oculta.

La incidencia actual de la enfermedad renal que necesita tratamiento sustitutivo con diálisis o trasplante, es de unos 125 enfermos por millón de habitantes y año en el país. En la actualidad, están en tratamiento sustitutivo unas 40.000 personas en todo el Estado y se realizan una media de más de 2.200 trasplantes de riñón anuales.

El presidente de la SEN alertó de que las enfermedades renales "pueden afectar a cualquier", aunque remarcó que las personas con mayor riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el riñón son todas la que sufran diabetes, hipertensión arterial, o personas mayores de 65 años.

Por otro lado destacó que Navarra es la comunidad autónoma con el mayor índice de donación de órganos, y una de las comunidades españolas con el índice más alto en donantes de riñones, ya que, la Comunidad foral cuenta con 365 trasplantes renales funcionantes.

GRIPE A

El doctor Alberto Martínez, que compareció junto al presidente del comité organizador del congreso, Andrés Purroy, puso de relieve que los enfermos renales forman parte del grupo de riesgo de contrar la gripe A, y que "pueden verse afectados con mayor frecuencia que la población general".

Por ello, la Sociedad Española de Nefrología ha elaborado una normativa de actuación, es decir, una especie de guía con recomendaciones para el manejo del paciente renal infectado o con sospecha de infección por el virus de esta gripe, que tiene "una elevada capacidad de transmisión, pero baja virulencia para las personas sin enfermedades asociadas".

El especialista remarcó que no es necesario un tratamiento específico para pacientes renales con gripe A, sino que es el mismo que para la población general. No obstante, precisó, que en caso de requerir tratamiento específico, las dosis del fármaco a aplicar (oseltamivir) deben ser corregidas según la función renal.

Desde la Sociedad Española de Nefrología recomendaron la vacunación para la gripe estacional hasta no disponer de la específica contra la Gripe A, ya que, "aún no se ha dictado una normativa específica" al respecto.