30 de octubre de 2019

El 90% de los ictus podrían evitarse con una adecuada prevención, según los expertos

El Hospital Macarena ha acogido una mesa informativa donde neurólogos han dado a conocer la enfermedad y han realizado pruebas

El 90% de los ictus podrían evitarse con una adecuada prevención, según los expertos
El Hospital Macarena de Sevilla celebra el Día Mundial del Ictus - HOSPITAL MACARENA

SEVILLA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

"El control de factores de riesgo es fundamental y es que el 90% de los ictus podrían evitarse con una adecuada prevención: control de la hipertensión arterial, diabetes, hipercolesterolemia, obesidad, evitar la vida sedentaria, abandono del tabaco y el consumo de alcohol y también el control de enfermedades cardíacas previas", son palabras del responsable del Servicio de Neurología del Hospital Virgen Macarena, Joan Montaner.

El Hospital Virgen Macarena acogió este martes el Día Mundial del Ictus, primera causa de muerte en la mujer, primera causa de discapacidad adquirida en el adulto y la segunda causa de demencia tras el alzhéimer. El centro, según una nota de prensa, acogió una mesa informativa con el fin de promover la educación sanitaria de la población, con el conocimiento del ictus, sus factores de riesgo para evitarlo y divulgando sus signos y síntomas de alarma para actuar eficazmente ante su presentación.

La mortalidad y discapacidad ha disminuido en los últimos años gracias a la detección precoz de los síntomas, el control de factores de riesgo y la introducción de medidas terapéuticas como las Unidades de Ictus y las terapias de reperfusión (trombolisis y trombectomía mecánica) que han revolucionado el manejo del ictus.

El Hospital Virgen Macarena dispone de una Unidad de Ictus por la que han pasado más de 500 pacientes cada año desde su apertura y más del 25% reciben algún tipo de tratamiento de reperfusión.

Este mismo año ha recibido la acreditación de la European Stroke Organisation que avala una atención de calidad a los pacientes, convirtiéndose en la primera unidad en España en conseguirlo. Esta distinción no sería posible sin el trabajo de un equipo, que es multidisciplinar y reúne a profesionales especializados en Neurología Vascular, Enfermería, Auxiliares de enfermería, Neuro-Rehabilitación, Neuro-Fisioterapia, Nutrición y también, Trabajo Social. La unidad de ictus, además de proporcionar una atención de calidad basada en estándares internacionales, promueve y participa en la investigación de esta enfermedad.

Como novedad y dentro del ámbito pediátrico, existe actualmente un equipo multidisciplinar de profesionales de la sanidad sevillana(IBIS) que investiga la incidencia y prevención del ictus pediátrico. Elaborar una base de datos que incluya todos los posibles factores de riesgo que puedan estar involucrados en la aparición del ictus pediátrico, así como el catálogo de síntomas incluidos en su diagnóstico, ha sido el primer objetivo de este equipo.

Respecto a su afección en la población infantil, que centra las investigaciones del equipo, el ictus es "también sorprendentemente común" al diagnosticarse en uno de cada 1600 a 4000 neonatos y entre dos y 13 de cada cien mil niños al año. Según comentan estos investigadores "los ictus infantiles constituyen una patología con causas heterogéneas y de carácter grave, que dan lugar en un alto porcentaje a secuelas importantes y a un elevado coste personal, familiar, social y económico".

El proyecto financiado por la Junta de Andalucía y la Fundación Alicia Koplowitz, trabaja también en un modelo animal para la prueba de terapias avanzadas de neuroproteccion y diagnostico como paso previo a la investigación clínica.