4 de abril de 2012

El 75 por ciento de los pacientes que sufre un ictus arrastra problemas de movilidad

El 75 por ciento de los pacientes que sufre un ictus arrastra problemas de movilidad
HOSPITALES NISA

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 75 por ciento de los pacientes que sufre un ictus arrastra problemas de movilidad, según han explicado los expertos de los Hospitales Nisa Valencia al Mar y Sevilla Aljarafe durante la XXIX Reunión de la Sociedad Valenciana de Neurología. En el evento celebrado en la capital del Turia se han presentado los resultados del estudio realizado por la Fundación Hospitales Nisa.

A lo largo del proceso de investigación, 396 pacientes con una discapacidad moderada residual después de sufrir un ictus se han sometido a pruebas por parte de los científicos. Estos enfermos tienen discapacidades que "abarcan problemas motores, cognitivos y conductuales que impiden o dificultan muchas de las actividades que se realizan cotidianamente", asegura el neurólogo y director de Investigación del servicio de Neuro-Rehabilitación del centro andaluz y valenciano de Hospitales Nisa, el doctor Noé.

Para el especialista, los problemas conductuales y los cognitivos "suelen ser también frecuentes, afectando a alrededor del 40 por ciento de los pacientes". Ante ello, el tratamiento rehabilitador disminuye la discapacidad en todas las áreas, "con mejorías en más del 40 por ciento de los pacientes", subraya. Además, se ha disminuido en un 30 por ciento los problemas de movilidad global.

Este estudio es especialmente relevante debido a la incidencia del ictus en la sociedad española, que afecta a una de cada 6 personas. Este trastorno brusco de la circulación cerebral que altera de forma transitoria o permanente la función de una región determinada del encéfalo ha sido tomado más en consideración por los expertos, que han obtenido "grandes avances" en sus investigaciones.

LA TROMBOLISIS Y LAS UNIDADES DE ICTUS HAN SIDO "GRANDES AVANCES"

Uno de ellos ha sido la aplicación de trombolisis en los ictus isquémicos, que es un fármaco "dirigido a disolver el trombo que ocluye la arteria causante de la isquemia", aseguran los especialistas. Además, la paulatina generalización de Unidades de Ictus en los hospitales "ha disminuido drásticamente la probabilidad de muerte o incapacidad asociada a esta enfermedad", confirman.

Añadido a ello, se han incluido programas de rehabilitación que reducen los tiempos de estancia hospitalaria, lo que supone "un ahorro de 40.000 euros por paciente para el sistema", sostienen. No obstante, el número de Unidades de Ictus en España "es muy bajo" y el porcentaje de pacientes sometidos a trombolisis "no supera el 10 por ciento", lamenta la médico rehabilitadora y directora clínica de los Hospitales Nisa Valencia al Mar y Sevilla, la doctora Carolina Colomer.

Esta coyuntura, y los datos de la Encuesta sobre Discapacidades, Autonomía personal y Dependencia (EDAD) de 2008, por la que se conoce que "existen 329.544 personas con discapacidad generada por un daño cerebral adquirido tras un ictus", hacen a los expertos no relajarse y reclamar más seguridad y prevención.

Por último, el director del servicio de los Hospitales Nisa Valencia al Mar y Sevilla Aljarafe, Joan Ferri, subraya la necesidad de que los pacientes se sometan a programas de rehabilitación al afirmar que "los beneficios desde el punto de vista tanto clínico, como económico de estos servicios han sido demostrados tanto en fases iniciales de la enfermedad como en las más tardías".