28 de enero de 2015

El 75 por ciento de los niños con trastorno específico de lenguaje tienen un bajo rendimiento académico

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 75 por ciento de los niños con trastorno específico de lenguaje (TEL) tienen un bajo rendimiento académico y el 95 por ciento reciben algún tipo de atención relacionada con la lengua, según ha mostrado una investigación del Grupo de Investigación en Cognición y Lenguaje (GRECIL), formado por investigadores de la UOC y la UB.

Actualmente, el fracaso escolar en España se sitúa en un 14 por ciento en la enseñanza primaria. En este sentido, la investigación apunta a que las dificultades y los trastornos del aprendizaje son una de las causas principales de este fracaso.

Para alcanzar estas conclusiones, los expertos analizaron a 452 niños, de los cuales 64 tenían un trastorno específico de lenguaje. Las edades de los participantes --catalanes y valencianos-- oscilaron entre los 4 y los 12 años. La primera fase de la investigación empezó en 2009 y está previsto tener los resultados definitivos a finales del 2015.

Se trata de un trastorno invisible puesto que las personas que lo sufren no tienen ningún déficit cognitivo, neurológico o sensorial pero, en cambio, les repercute en el rendimiento escolar de una manera importante.

En este sentido, los investigadores, dirigidos por el director del máster universitario de Dificultades del aprendizaje y trastornos del lenguaje de la UOC, Llorenç Andreu, y la profesora agregada de la Facultad de Psicología de la UB, Mònica Sanz Torrent, ha sido el primero en evaluar de qué informan los ojos con relación al lenguaje.

"Todavía hay muy pocos estudios que estudien el procesamiento del lenguaje en tiempo real en el TEL, y los pocos que hay van en sentidos similares. Respecto al fracaso escolar nuestros datos confirman otros estudios internacionales", ha comentado Sanz Torrent.

Este mal aprendizaje de la habilidad lingüística repercute en el resto de aprendizajes formales y tiene consecuencias muy negativas de carácter conductual, emocional y social para los niños y para las familias.

"Las autoridades educativas y el profesorado no son del todo conscientes del trastorno ni del hecho de que detrás de muchos fracasos escolares hay dificultades con la herramienta más importante de nuestro pensamiento, que es el lenguaje. Un niño con comprensión y producción parcial muchas veces pasa más desapercibido. Además, el trastorno también pasa inadvertido porque sobresalen más las conductas de introversión o de inatención o bien, a la inversa, muestran conductas disruptivas que hace que a menudo sean catalogados como niños vagos o conflictivos", ha aseverado Andreu.

TÉCNICA INNOVADORA

Por otra parte, el estudio ha utilizado la técnica 'eye-tracker', un aparato del que tan solo hay una docena en Cataluña, que registra los movimientos oculares y que se utiliza para estudiar la percepción visual y la lectura pero también para saber cómo se comprende y produce el lenguaje oral en tiempo real.

Así, permite conocer cómo se procesa la información del contexto visual y la información lingüística cuando se habla o cuando se está escuchando escuchando, puesto que los ojos informan del grado de comprensión de los niños.

Los resultados del estudio muestran que los niños con TEL tienen una velocidad de procesamiento menor, es decir, que son más lentos en el momento de comprender una palabra y buscar el referente visual (dibujo) de esta palabra.

Además, cometen más errores cuando buscan un dibujo que se corresponde con una palabra que escuchan. Por otro lado, también son más lentos a la hora de nombrar palabras o describir los dibujos con frases y son poco precisos al extraer la información importante de una escena, lo que significa que necesitan más tiempo para hablar, comprender y aprender las palabras.