24 de octubre de 2012

Unas 65 compañías españolas ya han mostrado su intención de incorporarse a un programa de empresas saludables

Unas 65 compañías españolas ya han mostrado su intención de incorporarse a un programa de empresas saludables
EUROPA PRESS

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unas 65 compañías españolas ya han mostrado su intención de incorporarse al programa de empresas saludables, impulsado por el Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, y adherido a la Alianza Internacional de Empresas Saludables, informa el presidente del Instituto --centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS)--, el doctor Manuel de la Peña, con motivo del Foro Iberoamericano sobre 'Empresas saludables', que tiene lugar estos días en Madrid.

En este sentido, De la Peña subraya la importancia de que se "difunda" una corriente positiva de prácticas saludables dentro de las compañías. "Desde el seno de la empresa hay que hacer un seguimiento estricto de las enfermedades crónicas que padece la población activa", aconseja este experto.

En concreto, el presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social señala que, al igual que la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, manifiesta su preocupación sobre las enfermedades cardiovasculares, pues "cada cinco segundos se produce un infarto de miocardio en el trabajo".

A este respecto, subraya la importancia de concienciar a los trabajadores sobre sus factores de riesgo (diabetes o hipertensión) y considera que la educación en salud es "esencial" y "necesaria".

Del mismo modo, De la Peña considera que la introducción de elementos de prevención del cáncer --las estadísticas apuntan a que una de cada tres personas se verán afectadas a lo largo de su vida por esta enfermedad-- es "absolutamente" necesaria para evitar su aparición o conseguir, al menos, un diagnóstico precoz.

En general, este experto recuerda que la sociedad actual cuenta con importantes retos como el envejecimiento de la población y, en este sentido, impulsar este proceso de manera activa es una de las prioridades en estos momentos.

INVERTIR EN SALUD OPTIMIZA COSTES

Por otro lado, el presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social destaca que los consumidores se están, cada vez más, acercando a aquellas empresas a las que identifican como saludables. Además, considera que las compañías que "invierten" en "salud activa", a largo plazo, "optimizan" costes, al reducir aquellos que se producen por absentismo y poca productividad.

De la misma opinión es la coordinadora global de Proyectos de la OMS en Salud Laboral, Evelyn Kortum, quien considera que es un "buen momento" de intercambio de buenas prácticas saludables entre empresas. Y, en este sentido, explica que existen compañías en el mundo que son referencia en este campo y cuyas prácticas pueden ser "adaptadas" al entorno empresarial.

Así, señala que hay modelos de empresas saludables en Brasil y Tailandia que están promoviendo la prevención del tabaquismo o del consumo abusivo de alcochol. Además de que están impulsando el seguimiento de una dieta equilibrada y la práctica deportiva.

En la actualidad, 40 millones de europeos padecen estrés y 20 sufren alguna enfermedad de tipo crónico. Según la OMS, un lugar de trabajo saludable es aquel en el que los "trabajadores y administradores colaboran para usar un proceso continuo de mejora para proteger y promover la salud, seguridad y bienestar de todos los trabajadores".

El Foro Iberoamericano sobre 'Empresas saludables' tiene como objetivo promover e impulsar actitudes saludables dentro del ámbito laboral. En general, los expertos apuestan porque los directivos de las compañías estén concienciados con potenciar la buena salud de los trabajadores e involucren a su plantilla en la introducción de las prácticas --desde su planificación hasta su evaluación--.