13 de marzo de 2015

El 50% de los pacientes hipertensos no sigue el tratamiento

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La mitad de los pacientes hipertensos no se toma la medicación prescrita por su médico y en torno al 90 por ciento de ellos no sigue las recomendaciones que en materia de higiene o dieta le realiza el especialista, según ha asegurado el doctor Vicente Gil en una sesión celebrada en el marco de la XX Reunión de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), que se celebra desde el pasado miércoles en Oviedo.

Y es que, por ejemplo, el 24 por ciento de los pacientes que ha sufrido un infarto de miocardio deja de cumplir el tratamiento solo siete días después de recibir el alta hospitalaria y ,una vez transcurrido un mes, el 34 por ciento lo incumple en al menos la ingesta de uno de los fármacos y el 12 por ciento en la ingesta de al menos tres.

"Esto es especialmente preocupante porque los pacientes con menor adherencia al tratamiento tienen un riesgo de mortalidad trece veces mayor que aquellos que sí lo siguen", ha comentado el experto. Entre las causas de esa tendencia a no seguir el tratamiento impuesto por su médico, ha destacado el olvido (en un 50% de los casos), el desconocimiento de por qué se debe tomarlo, el temor a la aparición de efectos secundarios, y el escaso soporte social, sanitario o familiar (pacientes mayores).

"Tendemos a culpabilizar al paciente, pero la realidad es que desde la comunidad médica se debe hacer un esfuerzo para facilitar a los pacientes el cumplimiento del tratamiento, a través de una comunicación eficaz, con empatía y mediante la toma de decisiones compartidas", ha asegurado, al tiempo que ha propuesto la creación de un protocolo que contemple la evaluación del seguimiento de este tipo de tratamientos, que establezca las causas del no cumplimiento, sus factores y que permita establecer estrategias personalizadas para favorecerlo.

LA POLIPÍLDORA COMO ESTRATEGIA DE PROMOCIÓN DE LA SALUD CARDIOVASCULAR

Por su parte, el doctor Antonio Fernández Ortiz ha recordado que una de las estrategias de promoción de la salud cardiovascular es la polipíldora, un fármaco que aúna tres pastillas en una, que está compuesto por aspirina, atorvastatina y ramipril y que ya está disponible en las farmacias.

El experto ha explicado que con la creación de este fármaco se persigue facilitar a los pacientes el cumplimiento de sus tratamientos, al reducir el número de pastillas que muchos pacientes tienen que ingerir a diario.

En este sentido, ha asegurado que la disminución del número de fármacos que una persona tiene que tomar facilitará el cumplimiento del tratamiento porque el número de pastillas prescritas y la complejidad de los tratamientos son dos de los principales factores que influyen en la no adherencia por parte del paciente. Además, según ha señalado, también influye la obesidad, la vida sedentaria, la depresión, la edad y el analfabetismo.

Finalmente, ha recordado que la falta de adherencia a los tratamientos, no es solo un problema a abordar para evitar el riesgo individual de muerte, sino que tiene una dimensión socio-económica ya que según un estudio realizado en Estados Unidos, la toma de la medicación podría evitar hasta un tercio de las hospitalizaciones y evitaría hasta 25.000 muertes al año. Además, según ha añadido, en España, el hipertenso no controlado gasta un 17 por ciento más que el controlado.

Para leer más