3 de marzo de 2014

El 39% de los españoles tiene algún grado de pérdida auditiva, pero sólo el 9% ha sido diagnosticado por un especialista

El 39% de los españoles tiene algún grado de pérdida auditiva, pero sólo el 9% ha sido diagnosticado por un especialista
OI2

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 39 por ciento de los españoles tiene algún grado de pérdida auditiva, pero sólo el 9 por ciento ha sido diagnosticado por un especialista, según ha mostrado un estudio elaborado por Oi2 con motivo de la celebración, este lunes, del Día Internacional de la Audición.

De hecho, en la investigación se ha puesto de manifiesto que sólo el 61 por ciento de los españoles oye correctamente, y que el 60 por ciento nunca se han sometido a una revisión auditiva. Una cifra que, a juicio de los expertos, es "alarmante" teniendo en cuenta que ésta es una dolencia sufrida por más de 3,5 millones de españoles.

Asimismo, sólo 2 de cada 10 se realizan revisiones cada año a modo chequeo, frecuencia recomendada por los especialistas de Oi2, mientras que para el resto simplemente se ha tratado de una revisión puntual ya sea porque han tenido molestias o por no escuchar del todo bien en un momento determinado.

Por otra parte, el estudio ha reflejado que según los españoles, la exposición a excesivo ruido de forma constate (51%), una mala higiene (19%) y el uso de bastoncillos (14%), son los principales aspectos que pueden llegar a ser perjudiciales para el oído. Asimismo, los cambios de presión al viajar (10%) y la excesiva humedad en verano (6%), son otros de los factores que los españoles consideran que pueden conducir a este tipo de dolencia.

Y es que, no siempre es posible evitar la exposición a elevados niveles de ruido o ciertas situaciones que puedan dañar el oído, como por ejemplo someterse a bruscos cambios de presión. Sin embargo, además de acudir al especialista de forma periódica para realizarse una revisión auditiva, los expertos de Oi2 aconsejan adoptar las medidas preventivas necesarias como el uso de protectores auditivos para intentar evitar el sufrir problemas de audición.