24 de abril de 2015

Hasta el 33% de españoles tiene algún grado de insuficiencia venosa crónica

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Entre el 25 por ciento y el 33 por ciento de la población española presenta algún grado de insuficiencia venosa crónica, según han informado diversos expertos en el XXIII Congreso Nacional del Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL) de la Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), que se celebra en Valencia del 23 al 25 de abril.

El signo más frecuente, tal y como ha comentado el presidente del Capítulo Español de Flebología y Linfología, Vicente Ibáñez, son las varices, por lo que ha destacado la necesidad de tratar dicha patología y tomar las medidas preventivas necesarias. "La insuficiencia venosa crónica es un problema de salud que, si no se trata adecuadamente, puede devenir en patologías más graves, como las úlceras venosas o las trombosis", ha apostillado.

Asimismo, el experto ha avisado de que unos 12.037 españoles se encuentran en lista de espera estructural para operarse de varices en la sanidad pública, a pesar de que la lista de espera se ha reducido en 2.693 personas entre junio de 2013 y junio de 2014.

109 DÍAS DE ESPERA

De hecho, prosigue, el tiempo medio de espera para operarse en España de varices en el Sistema Nacional de Salud es de 109 días, el tercero más largo de todos los procesos seleccionados. Además, a pesar del esfuerzo realizado en la reducción en las listas de espera para operarse de varices en los miembros inferiores, en 2013, último año con datos disponibles de la 'Encuesta de Morbilidad Hospitalaria', las enfermedades de venas y linfáticos y otras enfermedades del aparato circulatorio supusieron al Sistema Nacional de Salud un total de 177.729 estancias causadas, con 56.050 altas hospitalarias, incluyendo a la sanidad pública y a la privada.

Con respecto al total de las altas hospitalarias, 11.663 correspondieron a flebitis, tromboflebitis, embolias y trombosis venosas; 17.847 se refirieron a las venas varicosas de las piernas; y 19.667 altas se produjeron por el resto de enfermedades de venas y linfáticos y otras enfermedades del aparato circulatorio.

"Es necesario que la Administración sanitaria se comprometa más a fondo con este importante problema de salud. Sólo una acción conjunta entre las distintas administraciones sanitarias y los flebólogos (angiólogos y cirujanos vasculares) puede llegar a minimizar este problema. Desde el Capítulo Español de Flebología y Linfología nos ponemos a disposición de todas las entidades implicadas para poder llegar a puntos de acción conjuntos, que redunden en una mejor salud de la población y en un gasto sanitario más racionalizado y eficiente", ha zanjado.

Para leer más