26 de mayo de 2014

El 30% de los pacientes con cáncer de pulmón que necesitan resección pulmonar podrían ser operados por videotoracoscopia

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

El 30 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón que necesitan resección pulmonar podrían ser operados por videotoracoscopia, una técnica que reduce el tiempo de ingreso hospitalario, según han asegurado diversos expertos reunidos en el 'I Curso de Resecciones Pulmonares Mayores por Videotoracoscopia', organizado por el centro MD Anderson Cancer Center en Madrid en colaboración con Takeda Farmacéutica España.

La videotoracoscopia es una cirugía mínimamente invasiva que consiste en practicar pequeñas incisiones en el tórax a través de las cuales se coloca una cámara e instrumentos quirúrgicos especiales, de manera que se puede observar todo el procedimiento en una pantalla.

En este sentido, el jefe de servicio de Cirugía Torácica de MD Anderson y uno de los directores del curso, Ramón Moreno, ha informado de que en los últimos años la cifra de los potenciales pacientes que se pueden beneficiar de esta cirugía podría llegar a entre el 40 o el 50 por ciento, ya que las indicaciones de la videotoracoscopia se han ido ampliando cada vez más.

Sin embargo, prosigue, la cifra real de pacientes a los que se les aplica esta técnica no llega a ser tan elevada. "La videotoracoscopia lleva años trabajándose pero para otro tipo de patología o resecciones mucho más limitadas. Para las resecciones mayores es algo que se está implantando. Hay un interés por parte de los cirujanos y el resto de profesionales para que se implante como una técnica más dentro del arsenal terapéutico que tenemos en cirugía torácica", ha apostillado.

Entre las ventajas de la videotoracoscopia se encuentra una estancia media en el hospital más corta y menos dolor para el paciente, lo que implica una mejor recuperación y un postoperatorio más confortable. Además, desde el punto de vista oncológico, Moreno ha señalado que los pacientes llegan en mejores condiciones a la quimioterapia posterior, de manera que las complicaciones durante la quimioterapia son menores.