21 de abril de 2015

Unas 23.500 personas padecen en España esofagitis eosinofílica

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Unas 23.500 personas padecen en España esofagitis eosinofílica, según ha informado la Asociación Española de Esofagitis Eosinofílica (AEDESEO) con motivo de la celebración del III Congreso Nacional SEMERGEN de Pacientes Crónicos, que se celebrará los próximos días 23 y 24 de abril en Toledo y donde la organización va a presentar la comunicación oral 'El Big Bang de la Esofagitis Eosinofílica'.

Se trata de un trastorno crónico de origen desconocido consistente en la inflamación de la pared del esófago y caracterizado por una densa infiltración de leucocitos eosinófilos. Su causa se ha relacionado con una alteración alérgica, en la que diversos alimentos y/o sustancias ambientales, producirían una inflamación tras su contacto con el sistema inmunológico de la pared del esófago.

Cuando el esófago se inflama se altera su función normal apareciendo una serie de síntomas que pueden ser diferentes en función de la edad del paciente. En los niños más pequeños predomina el rechazo al alimento, los vómitos y el dolor abdominal mientras que a partir de la adolescencia aparece la dificultad para tragar (disfagia) y el atasco del bolo alimenticio en el esófago (impactación).

NO SE SABE QUÉ ALIMENTOS O SUSTANCIAS AMBIENTALES PRODUCEN LA INFLAMACIÓN

A grandes rasgos, esta enfermedad puede parecer una alergia más, pero la problemática de esta enfermedad radica en no saber qué alimentos o sustancias ambientales producen la inflamación. En este sentido, el único mecanismo de diagnóstico y seguimiento del tratamiento es la endoscopia.

Ahora bien, ha pasado de ser una enfermedad desconocida a convertirse en la segunda causa de esofagitis crónica en pacientes menores de treinta años y la primera causa de dificultad para tragar en menores de cincuenta años.

Uno de los principales inconvenientes es que esta enfermedad provoca un debilitamiento de las actividades sociales de los pacientes como, por ejemplo, una celebración familiar, comer en el colegio o viajar por cuestiones laborales supone un reto para estos pacientes.

Finalmente, la asociación ha lamentado que actualmente en España ningún hospital cuente con una Unidad Multidisciplinar que trabaje en consenso y ayude a reducir los tiempos de espera y, con ello, mejorar la calidad de vida de los pacientes con esofagitis eosinofílica.