21 de enero de 2015

Entre un 20 y un 30% de los pacientes con cáncer presentará metástasis cerebral a lo largo de la enfermedad

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Entre un 20 y un 30 por ciento de los pacientes con cáncer desarrollará metástasis cerebrales a lo largo de su enfermedad, según ha adelantado la oncóloga Belén Rubio Viqueira, quien participa en la III Jornada Oncológica Multidisciplinar centrada en el abordaje de las metástasis cerebrales, que se celebrará este jueves 22 de enero en el Hospital Universitario Quirón Madrid y cuenta con la colaboración de Universidad Europea de Madrid.

"Los tumores que con más frecuencia producen las metástasis en el cerebro son los de pulmón y de mama, seguidos de los melanomas y los carcinomas colorrectales", comenta la doctora. "Las metástasis cerebrales son la causa de patología maligna intracraneal más usual, por delante de las neoplasias primarias que se originan en este órgano", continúa.

Rubio señala que el cerebro está protegido por la barrera hematoencefálica, que limita que los gérmenes y los tóxicos lleguen a afectarle, pero "las células tumorales consiguen, en muchas ocasiones, atravesar esta defensa, que también es un obstáculo para el paso de fármacos y una limitación para la prevención y el tratamiento de las metástasis en esta localización".

En la actualidad, indica, existen medicamentos "dirigidos a dianas moleculares concretas que atraviesan mejor la barrera hematoencefálica que la quimioterapia convencional, consiguiendo una mejor tasa de respuesta".

En este sentido, la experta revela que en la actualidad los nuevos tratamientos más personalizados contra el cáncer "han cambiado la evolución de los tumores, aumentando la supervivencia, que, sin embargo, está unida a un aumento de la incidencia de estas metástasis, a la que los oncólogos tienen que enfretarse con frecuencia", lamenta.

"Hoy en día no se puede hablar de un tratamiento general para las metástasis cerebrales, sino de una terapia individualizada en función del tipo de tumor, la presencia o la ausencia de alteraciones moleculares para los que existen fármacos dirigidos, el número y la localización de metástasis y los tratamientos previos recibidos", apunta la oncóloga.

En la mayoría de los casos, concluye, se lleva a cabo un tratamiento combinado, sistémico (farmacológico) y local, "pudiendo ser este último consistente en cirugía, radiocirugía o radioterapia convencional".