9 de diciembre de 2014

Entre el 10% y el 40% de los pacientes con psoriasis pueden desarrollar artritis psoriásica

El Servicio de Dermatología del Hospital de Manacor ha organizado un taller sobre la psoriasis y la artritis psoriásica

   PALMA DE MALLORCA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El jefe del Servicio de Dermatología del Hospital de Manacor, Vicenç Rocamora, ha organizado e impartido un taller específico sobre la psoriasis y la artritis psoriásica para dar a conocer la visión de los dermatólogos sobre esta patología, en el que se ha puesto de manifiesto que entre el 10 por ciento y el 40 por ciento de los pacientes con psoriasis pueden desarrollar artritis psoriásica.

   La psoriasis es una enfermedad de la piel que causa picazón o parches dolorosos de piel que se ha engrosado y enrojecido con escamas plateadas. Suele aparecer en los hombros, en las rodillas, en el cuero cabelludo, en la espalda, en la cara, en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, pero también puede presentarse en otras partes del cuerpo.

   Además, algunas personas con esta patología desarrollan artritis psoriásica, que genera dolor, rigidez e hinchazón en las articulaciones; generalmente es leve, pero a veces puede ser grave y afectar varias articulaciones a la vez. No obstante, puede que estos problemas y los de la piel no sucedan al mismo tiempo.

   Rocamora resalta que el 2 por ciento de la población padece artritis psoriásica; en estos casos, el dermatólogo remite a estos pacientes a la consulta del reumatólogo. El jefe del Servicio de Dermatologia apunta que  la padecen por igual los hombres y las mujeres y que suele aparecer entre los 30 y los 40 años.

   Se trata de una enfermedad muy agresiva, que provoca alteraciones irreversibles y cuyas causas se deben a factores genéticos, vasculares o a la artritis periférica, entre otras. Actualmente se trata con fármacos biológicos muy efectivos.

   La artritis psoriásica se puede manifestar de diferentes maneras, como la entesitis (en el tendón de Aquiles) o la dactilitis (dedo en salchicha), aunque siempre están asociados criterios dermatológicos en una enfermedad reumatológica.

   Rocamora explica que cuando un paciente acude a la consulta del dermatólogo siempre se hace un cribado para conocer con más detalle sus afecciones. La finalidad de un diagnóstico precoz es conseguir que los pacientes sean tratados antes de dos años para que no sufran destrucción ósea irreversible y conseguir que su calidad de vida mejore.

Para leer más