7 de septiembre de 2020

La verdad sobre la gelatina o cómo nos engañan con que es rica en proteínas

La verdad sobre la gelatina o cómo nos engañan con que es rica en proteínas
Gelatina. - INSTAMATICS / INSTAMATICS - ARCHIVO

MADRID, 7 Sep. (EDIZIONES) -

Existen muchos mitos en torno a los beneficios de la gelatina para la salud, pero este producto ya no es lo que era. Los vasitos de gelatina que nos venden en el supermercado ya no son una excelente y rica fuente de proteínas, sino una excelente y rica fuente de azúcares y edulcorantes, para nada recomendables si quieres mantenerte sano.

Puede que antiguamente la gelatina sí cumpliera el principio de ser pura proteína pero por desgracia esto ha cambiado. La pena es que todavía muchas personas la ingieren pensando en que contiene muchísimas proteínas, cuando ya, salvo excepciones, no es así.

Lo mejor a día de hoy si compras un vasito de gelatina en el supermercado es leer la etiqueta porque podrás comprobar que no sólo contienen poca proteína (un yogur tiene 4 gramos por unidad), sino que además contienen generalmente hasta unos 13 gramos puros de azúcar o edulcorante, lo equivalente a tres terrones y medio.

"Adiós a hincharse de gelatina hasta que os duela la tripa porque la que venden ahora es una mentira tan grande que, sinceramente, no sé ni cómo desmitificarla", según denuncia la dietista-nutricionista Virgina Gómez, más conocida como 'dietista enfurecida' en 'Claves sobre alimentación para que no te dejes engañar' (Zenith).

La Fundación Española de Nutrición señala en este sentido que la gelatina es una sustancia blanda, transparente y brillante de origen animal. "Se obtiene a partir de cocer ciertas partes de los animales como son la piel, los huesos y otros tejidos animales. Esta pues formada por proteínas aunque su valor nutritivo es incompleto ya que carece de ciertos aminoácidos esenciales", advierte.

Y es que, en una entrevista con Infosalus, la 'dietista enfurecida' lamenta cómo la industria "nos engaña" en muchos productos como éste, donde se venden como productos ricos en proteínas, cuando en realidad son pura azúcar.

"La gelatina era antes colágeno, proteína animal, con huesos y piel. Ahora se emplean sobre todo los aditivos gelificantes, que te dejan la textura de la gelatina, y son más baratos, por lo que en las gelatinas de ahora no tienen gelatina sino edulcorante o azúcar y gelificante", reitera la dietista-nutricionista.

Aquí Virginia Gómez resalta que si lo que quieres es tomar proteínas es más interesante a día de hoy que tomes un buen puñado de frutos secos o de carne y de pescado, antes de comprar los vasitos de gelatina que nos venden en los supermercados.

TAMBIÉN HAY GELATINA DE FRUTAS

En este contexto, la Fundación Española de Nutrición remarca que hay también gelatina de frutas, un producto que, salvo si cumple las características antes mencionadas, se suele obtener de la cocción de las pieles y de las semillas.

"Se emplea, además de en productos farmacéuticos, en alimentación como acompañante de ciertos platos, o como modo de presentación de platos salados y también de dulces, debido a su vistosidad y variedad de colores. Además, también se suele utilizar la gelatina como espesante de líquidos como zumos o batidos. La gelatina, tanto neutra como saborizada, se encuentra en los comercios lista para preparar", matiza la Fundación Española de Nutrición.

Contador

Lo más leído