El vacío legal que hay sobre los probióticos hace que se vendan productos en farmacias y supermercados que no los llevan

El vacío legal que hay sobre los probióticos hace que se vendan productos en farmacias y supermercados que no los llevan
3 de octubre de 2018 PIXABAY

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vacío legal que en España existe sobre el uso de los probióticos y, especialmente, sobre lo que son, está haciendo que se vendan en farmacias y supermercados productos que dicen contener erróneamente estos microorganismos, según ha avisado a Europa Press el doctor del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Francisco Guarner, quien ha comentado que, a pesar de ello, su consumo no pone en riesgo la salud.

"Los probióticos son microorganismos que, en vez de infectar o hacer daño, provocan un beneficio cuando se consumen o se está en contacto con ellos. Hay muchas familias de probióticos, pero su característica fundamental es que estén bien definidos de qué bacteria son", ha explicado el experto.

De hecho, en el año 2002 la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicaron un documento que ayuda a definir si un organismo es un probiótico o no y, para que lo sea, tiene que estar bien caracterizado (qué genero, especie y cepa es) y tener estudios controlados y con placebo que demuestren su eficacia en personas.

"No hay una definición legal de lo que es un probiótico, por lo que en supermercados y farmacias pueden dar como probiótico algo que, de acuerdo a la OMS y la FAO, no lo es porque no se han hecho un estudio de eficacia", ha recalcado el doctor, para reconocer la "cierta indefensión" a la que se encuentran los consumidores.

YOGURES QUE MEJORAN EL TRÁNSITO INTESTINAL

Ahora bien, pese a ello, el experto ha insistido en que los probióticos, debidamente documentados, aportan beneficios a la salud. Por ejemplo, ha recordado que hay yogures con probióticos que ayudan a mejorar el tránsito intestinal, u otros productos con estos microorganismos que se dan a las personas mayores para mejorar las respuestas a la vacuna de la gripe o a los niños prematuros para evitar que cojan infecciones.

"Hay una lista de especies de bacterianas que se consideran que no son patógenas y que pueden estar en los productos de la alimentación como, por ejemplo, en los quesos, yogures, vinagre, aceitunas u otros productos fermentados donde hay microorganismos que son probióticos que han demostrado científicamente su eficacia", ha añadido Guarner.

Dicho esto, el doctor ha negado que los probióticos causen algún tipo de daño a la salud, como así lo han señalado algunas investigaciones, asegurando que sólo provocan beneficios porque no todos los probióticos cambian la microbiota y, en los casos en los que lo hacen, son para aportar un beneficio a la salud.

"Hay algunos casos en los que están contraindicados, pero depende de qué probiótico y en qué situación. Los que hoy conocemos son para vía oral o vaginal, pero no para infusión endovenosa y cualquier que se de por esa vía está contraindicado y, de hecho, ahí es cuando se han dado casos de efectos secundarios", ha argumentado Guarner.

Por tanto, el experto ha recomendado el consumo de probióticos, informando de que un estudio realizado en Estados Unidos ha demostrado que el consumo de yogures con probióticos reduce la incidencia de obesidad y diabetes tipo 2, u otro realizado en Suecia en el que se ha observado que los niños que toman productos fermentados tienen menos incidencia de alergia.

"Cuando microorganismos que habitualmente van pasando por el intestino delgado ayudan mucho a regular el sistema inmune y a que el sistema inmune sea más efectivo", ha zanjado el doctor del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.