2 de septiembre de 2015

Un tercio de las reacciones alérgicas debutan en la escuela

Un tercio de las reacciones alérgicas debutan en la escuela
AYUNTAMIENTO DE ALCOBENDAS

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) alerta de que la vuelta al colegio puede suponer un riesgo para los niños alérgicos ya que, no en vano, hasta un tercio de las reacciones alérgicas se dan por primera vez en la escuela.

"Es un entorno donde pasan muchas horas y donde los factores de riesgo se multiplican", ha asegurado Paloma Ibáñez, presidenta del Comité de Alergia Infantil de esta sociedad científica, en referencia a la comida de los comedores y a que prueban alimentos de sus compañeros.

Además, la SEAIC recuerda que el número de alérgicos a alimentos se ha duplicado en los últimos diez años, y ha pasado de una incidencia del 2-3 por ciento en 1992 a un 7 por ciento en el año 2005, con un mayor incremento en niños y adolescentes.

De cara al inicio del curso escolar, los expertos en infecciosas han recordado que junto con la alergia a alimentos el asma es la otra manifestación alérgica más frecuente en la infancia, hasta el punto de que en algunos países del mundo se relaciona el mes de septiembre con la "epidemia de asma".

El verano, según recuerdan, es la mejor estación porque disminuyen sus síntomas y al comenzar el curso coinciden varios factores que hacen aumentar las hospitalizaciones y las visitas a urgencias por agudizaciones de la patología.

"El verano suele marcar un periodo de descanso de los síntomas entre las fases críticas de primavera y otoño. Por este motivo, y bajo la falsa sensación de control de la enfermedad, los pacientes dejan de tomar sus medicamentos, ha explicado Ibáñez, recordando que esta interrupción puede agravar los síntomas a la llegada del otoño.

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO PRECOZ

En este sentido, desde la SEAIC se reclama mayor formación e información en las escuelas ante los casos de alergia grave, y recuerdan que "con prevención y tratamiento de urgencia se podría evitar llegar a situaciones en las que la vida del niño puede correr peligro".

"En publicaciones recientes se ha demostrado un aumento considerable de casos de anafilaxia por alimentos en los niños de 4 a 9 años. Además, las reacciones graves por alergia a alimentos se potencian en niños que sufren asma y pueden llegar a presentar una reacción de anafilaxia más fácilmente", ha explicado.

La anafilaxia es la reacción alérgica más grave que puede ocurrir, y el tiempo que se tarda en utilizar los dispositivos de adrenalina autoinyectable es clave y "puede marcar la diferencia entre una reacción controlada y una reacción grave con riesgo de muerte".

Para leer más