6 de agosto de 2015

¿Sabes qué países son los que más consumen zumos, bebidas azucaradas y leche?

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las bebidas azucaradas se consumen más en América Latina (especialmente en la zona del Caribe), los zumos en Australia y la leche en el norte de Europa, según ha mostrado una investigación realizada por expertos de la Escuela Friedman de Nutrición y Ciencias Políticas en la Universidad de Tufts (Estados Unidos).

En general, tal y como muestra el trabajo publicado en 'PLoS ONE', los adultos más jóvenes son los que más ingieren bebidas azucaradas, mientras que las personas mayores consumen más leche.

"Nuestro análisis pone de relieve la enorme disparidad de bebidas que se consumen en todo el mundo, tanto por edad como por sexo", ha comentado el autor principal y profesor asistente de investigación en la Escuela Friedman de Nutrición y Ciencias Políticas en la Universidad de Tufts, Gitanjali Singh.

Para lograr estos datos, los expertos evaluaron los datos de 195 encuestas dietéticas, así como la disponibilidad de los alimentos en 187 países entre los años 1990 y 2010. Además, analizaron la media de los niveles de consumo de bebidas azucaradas, zumos y leches entre hombres y mujeres mayores de 20 años.

En concreto, en 2010 a nivel mundial, el consumo de bebidas azucaradas fue mayor entre los hombres de 20 a 39 años, especialmente los ciudadanos del Caribe y, en menor medida, los asiáticos. Las mujeres mayores de 60 años fueron las que menos ingerían este tipo de bebidas.

En cuanto al consumo de zumos, las mujeres de entre 20 y 39 años fueron las que más los bebieron, especialmente en países de ingresos altos; mientras que la leche fue más consumida Suecia, Islandia y Finlandia entre las mujeres mayores de 60 años y los hombres de 20 a 39 años.

"La ubicación geográfica ha sido el factor que más influye en los niveles de consumo de estas bebidas. Por ello, con estos datos podemos empezar a mejorar las políticas que promueven el consumo de bebidas bajas en azúcar en determinados países", ha comentado el autor del estudio, Dariush Mozaffarian.