27 de julio de 2015

Los productos ultrapasteurizados, una opción para evitar intoxicaciones en verano

Los productos ultrapasteurizados, una opción para evitar intoxicaciones en verano
FLICKR/ERIC MAY

MADRID, 27 Jul. (INFOSALUS) -

Los productos ultrapasteurizados (UHT) son una opción a tener en cuenta para comer durante el verano, ya que se pueden conservar a temperatura ambiente manteniendo todas sus propiedades nutricionales, lo que permite evitar cualquier tipo de intoxicación, tal y como ha explicado el chef de Knorr, Jaime Drudis.

Según Drudis, durante la época estival es preferible elegir platos de fácil elaboración y especialmente aquellos ultrapasteurizados "que han sido tratados a temperaturas superiores a 100 grados centígrados durante unos 3 o 4 segundos, lo que permite conservar las cualidades nutritivas del alimento y eliminar cualquier presencia de microorganismos".

Hay que tener en cuenta que este tipo de productos, una vez abiertos, deben ser conservados en la nevera durante un máximo de 2 días. En cambio, en el caso de platos fríos, se debe guardar el producto ya preparado en la nevera una hora antes y servirlo directamente.

"Al acabar, si nos ha sobrado comida, debemos guardarlo de nuevo en la nevera, siempre bien sellados. Hay que recordar que la temperatura de refrigeración suele ser de 0 a 5 grados centígrados, consiguiendo ralentizar la multiplicación de patógenos, pero no es suficiente para pararla, por lo que es importante no sobrepasar los días indicados en el envase, o los dos o tres días si se ha cocinado", ha señalado Drudis.

LOS PRODUCTOS PREPARADOS SON MÁS SEGUROS

Drudis ha recomendado el consumo de platos preparados que pueden ser conservados a temperatura ambiente o en frío, como las cremas de verduras y hortalizas. En el caso de cocinar el plato, es muy importante extremar las precauciones para evitar la exposición al calor de los alimentos, que facilita la proliferación de bacterias. Además, hay que mantener la temperatura adecuada durante la conservación, realizar una manipulación correcta, cocer bien los alimentos y tener en cuenta una buena limpieza e higiene para evitar que se contaminen los productos.

Para transportar los alimentos es aconsejable realizarlo en su propio envase, en recipientes de un único uso que se puedan conservar a temperatura ambiente, en recipientes herméticos para evitar el contacto con polvo o arena y en neveras portátiles para aquellos alimentos que requieren frío.

En cuanto a los productos que requieren refrigeración, Drudis ha afirmado que "deben guardarse siempre en la nevera, sin perder la cadena de frío. Pero a la hora de descongelarlos, es muy importante no dejar los alimentos a temperatura ambiente, sino utilizar para ello la nevera o el microondas, en este caso siempre que se vayan a utilizar inmediatamente después".

LA FRUTA Y LA VERDURA, SIEMPRE EN LA NEVERA

La fruta y la verdura son dos opciones muy recomendables para mantener una alimentación equilibrada en verano y se deben conservar siempre en la nevera, de forma que mantengan todos sus nutrientes y se evite que maduren demasiado rápido.

La responsable de nutrición y salud de Knorr, Diana Roig, ha destacado el papel de las frutas y las verduras en la alimentación, ya que aportan "importantes nutrientes" y "tienen un alto contenido en agua, hecho fundamental para mantenerse bien hidratado y conseguir que las comidas sean sabrosas y más ligeras en verano". Además, la fruta se puede utilizar para acompañar todo tipo de platos y es muy útil para dar sabor a las ensaladas.