8 de julio de 2015

Los pistachos, el fruto seco que no puede faltar para una alimentación saludable

Los pistachos, el fruto seco que no puede faltar para una alimentación saludable
AMERICAN PISTACHO GROWERS

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los frutos secos son productos fundamentales dentro de una alimentación saludable y se recomienda la ingesta de entre cuatro y siete raciones a la semana, considerándose los pistachos como uno de los alimentos más nutritivos y beneficiosos para el organismo.

Recientes estudios concluyen con que el consumo de pistachos reduce las posibilidades de padecer diversos tipos de cáncer, así como degeneración macular. Además disminuye el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 porque reduce los niveles de glucosa en sangre y aumenta la sensibilidad a la insulina.

La doctora jefe del Servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte del Consejo Superior de Deportes, Nieves Palacios Gil de Antuñano, destaca: "Los pistachos son una gran fuente de energía. Una ración (aprox. 30g de porción comestible) proporciona 160 calorías, con un perfil lipídico óptimo ya que un 80% es grasa insaturada (similar a la del aceite de oliva) y no aporta colesterol, por lo que su consumo se recomienda para prevenir enfermedades cardiovasculares"

Los pistachos han ido escalando posiciones en nuestra alimentación diaria y, se han ganado un papel en la pirámide alimenticia. La doctora Palacios explica que a mediados del siglo pasado, en España, se puso en marcha un programa de Educación en Alimentación y Nutrición con el objetivo de promover hábitos saludables.

Se hizo a través de una rueda de alimentos dividida en siete grupos. Los pistachos, con el resto de frutos secos, legumbres y patatas se situaron dentro del grupo tres, donde se reunían las funciones de los otros seis grupos. Aportan proteínas vegetales, energía por las grasas vegetales, especialmente las insaturadas y son reguladores por su contenido de vitamina B y E y minerales como calcio, potasio y magnesio.

"Además tienen proteínas vegetales de buena calidad, son ricos en fibra y en antioxidantes como las vitaminas A y C, el selenio, fitoesteroles y luteína. Una ración de este fruto seco aporta el 8% del valor diario recomendado de magnesio y potasio", añade la doctora.

En estos momentos, la pirámide mediterránea, puesta en marcha por la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad, incluye los frutos secos, entre los que destacan los pistachos, como un alimento de consumo diario por su excelente perfil nutricional.