Los pediatras recomiendan las papillas de cereales como uno de las primeras comidas de los bebés

Los pediatras recomiendan las papillas de cereales como uno de las primeras comidas de los bebés
26 de septiembre de 2018 BLEVIT

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El 59,9 por ciento de los pediatras recomiendan el consumo de papillas de cereales infantiles como uno los primeros elementos a introducir en la alimentación complementaria de los bebes y, además, el 39,5 por ciento de lo aconsejan también cuando los niños presentan bajo peso o se alimentan exclusivamente con leche de fórmula para completar su alimentación.

Así se desprende del 'I Estudio sobre hábitos de consumo de cereales infantiles en España', impulsado por Blevit, realizado a más de 2.800 padres y madres españoles y que recoge también la opinión de más de 150 pediatras españoles en torno a este alimento.

En este sentido, los cereales son también la primera opción para aquellas madres con bebés de más de 6 meses, tal y como lo afirman el 96,2 por ciento de ellas. Además, la mayoría de madres con bebés menores de 6 meses (93,9%) señala que también tienen previsto dar papillas de cereales a sus hijos más adelante.

Los pediatras comienzan a recomendar las papillas infantiles a partir de los 4 meses, dependiendo de las necesidades de cada bebé y el tipo de lactancia. En esta etapa, la mayoría (88%) sugiere que no contengan gluten, un nutriente que se empieza a introducir a partir del sexto mes. Además, consideran que el consumo de papillas, en promedio, puede extenderse hasta los 21 meses.

Los motivos por los que los pediatras recomiendan las papillas de cereales son por su aporte en el desarrollo y crecimiento del niño y por ser una fuente importante de nutrientes como hierro, fósforo y calcio (31,6%); por presentarse como primer alimento semisólido y no lácteo a introducir en la dieta de los pequeños (25%) y, por último, por ser una buena fuente de energía (24,1%).

"En esta edad deben proporcionar nutrientes de interés, por ejemplo, que estén enriquecidas con vitamina D y hierro, y que no contengan azúcares añadidos. Es aconsejable que la cantidad de azúcares libres de las papillas sea la menor posible y valorar que tenga un alto contenido en fibra, si es posible con una composición rica en cereales integrales", ha dicho el codirector del Departamento de Pediatría, de la Clínica de la Universidad de Navarra (Madrid), José Manuel Moreno Villares.

RAZONES PARA DAR PAPILLAS DE CEREALES A LOS MÁS PEQUEÑOS

Por su parte, las madres expresan como principales razones para dar papillas de cereales que son un buen complemento nutritivo para sus hijos, creen que constituyen el inicio de la alimentación complementaria y porque los pediatras las recomiendan. En los primeros meses las madres valoran aspectos como la calidad, la recomendación del pediatra o la tradición de la marca, pero cuando los bebés son mayores priorizan aspectos específicos del producto como que tenga un buen sabor, la textura, la variedad o la composición.

No obstante, en el estudio se ha investigado también cuáles son los principales motivos de las madres que optan por no dar papillas de cereales a sus bebés, observándose que casi un 25 por ciento de ellas señaló que preferían evitarlas, ya que consideran que tienen un alto contenido en azúcares.

Ahora bien, las madres siguen el consejo de los pediatras en lo referente a la cantidad de papillas al día y momentos de consumo. En este sentido, tanto ellas como los médicos coinciden en señalar que los bebes ingieran entre una y dos papillas diarias, que principalmente suele ser en el desayuno y/o en la cena. En cuanto al mejor modo de introducir las papillas en la alimentación los pediatras recomiendan comenzar con el biberón y continuar poco a poco con la cuchara.