6 de noviembre de 2015

Ordovás asegura que hay obesos que son metabólicamente sanos y personas con peso normal que son metabólicamente obesas

Ordovás asegura que hay obesos que son metabólicamente sanos y personas con peso normal que son metabólicamente obesas
SPRIM

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director del Laboratorio de Nutrición y Genética de la Universidad de Tufts (Boston, Estados Unidos), José M. Ordovás, ha asegurado hay obesos que son metabólicamente sanos y personas con peso normal que son metabólicamente obesas.

El experto se ha pronunciado así en un symposio sobre obesidad en el 25º Congreso de la Sociedad Andaluza de Hipertensión y Riesgo Vascular (SAHTA), el que participan más de 600 especialistas.

"Tenemos que avanzar con, por ejemplo, nuevos marcadores en la sangre y nuevas medidas de imagen corporal. Tenemos que intentar definir incorporando la genética, tendríamos que llegar a ser capaces de identificar qué sujetos necesitan perder peso por razones de salud y aquellos que si quieren perder peso sería por razones estéticas", ha afirmado.

LA GRASA MENOS PELIGROSA ES LA QUE SE PALPA

Asimismo, Ordovás ha destacado que tener un peso visualmente normal no garantiza que la persona no tenga un riesgo cardiovascular alto, porque la grasa se ha podido depositar en zonas más peligrosas. "La grasa que puede resultar más peligrosa es la que se acumula alrededor de los órganos, mientras que la que vemos o palpamos sería metabólicamente menos peligrosa", ha apostillado.

Dicho esto, el experto ha informado de que se están desarrollando biomarcadores y tecnologías de imagen para, de este modo, poder detectar dónde tiene cada persona depositada la grasa. También, ha comentado que en todas las intervenciones bien sean farmacológicas, nutricionales o de actividad física, hay un rango de respuesta individual en el que unos sujetos se benefician y otros no.

"Las recomendaciones globales son adecuadas para un número determinado de personas, pero no para todas. Por ello, durante dos décadas nos hemos dedicado a investigar el genoma al objeto de identificar no sólo los genes que predisponen a la obesidad en los individuos, sino también ver en cada caso, conociendo las bases moleculares de la obesidad, cuáles son las soluciones más apropiadas para cada individuo", ha concluido Ordovás.

Para leer más