17 de junio de 2019

El orden de los alimentos en las compras 'on-line' podría hacer que los clientes coman más sano

El orden de los alimentos en las compras 'on-line' podría hacer que los clientes coman más sano
PIXABAY

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La alteración del orden determinado en el que se muestran los alimentos en la pantalla u ofrecer bajos en grasas saturadas, podría ayudar a los clientes a tomar decisiones más saludables cuando compran alimentos 'on-line', según un estudio de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Según los autores del estudio, publicado en la 'Revista Internacional de Nutrición Conductual y Actividad Física', este es el primer ensayo aleatorio para comparar directamente las intervenciones dirigidas al medio ambiente y al individuo para fomentar elecciones de alimentos más saludables. Además, han señalado que "estos hallazgos podrían proporcionar estrategias efectivas para mejorar la calidad nutricional de las compras de alimentos 'on-line'".

El autor principal del estudio, el doctor Koutoukidis, junto con su equipo de investigadores realizaron un experimento con 1.088 compradores de alimentos de hogares del Reino Unido, utilizando un supermercado experimental en línea diseñado específicamente para el estudio. De este modo, se les pidió a los participantes que seleccionaran diez alimentos "cotidianos" que ellos y sus familias querían comer, de una lista especificada previamente.

Después, los participantes fueron asignados al azar a uno de cuatro grupos. Al primer grupo se le mostró una lista de productos alimenticios clasificados según su contenido de grasa saturada de bajo a alto (intervención a nivel ambiental). Al segundo grupo se le ofreció la opción de cambiar un producto con alto contenido de grasa saturada por uno similar con menos grasa saturada (intervención a nivel individual). Al tercer grupo se le mostró una combinación de la lista clasificada y se les ofreció la opción de intercambiar productos (intervención combinada). Por último, al cuarto grupo no se le mostró una lista clasificada ni se le dio la opción de intercambiar productos (control sin intervención).

Los autores encontraron que los participantes en cualquiera de los grupos de intervención eligieron productos con menos grasa saturada que aquellos que no recibieron ninguna intervención. Del mismo modo, alterar el orden predeterminado fue más efectivo que ofrecer intercambios de productos.

LAS INTERVENCIONES 'ON-LINE' REDUJERON LAS CALORÍAS DE LA CESTA DE LA COMPRA

Para los participantes que no recibieron ninguna intervención, el porcentaje de calorías provenientes de grasas saturadas en sus cestas de la compra fue de 25,7 por ciento. Al alterar el orden de los alimentos u ofrecer intercambios se redujo el porcentaje de calorías de las grasas saturadas en un 5 y un 2 por ciento, respectivamente. Una combinación de ambas intervenciones lo redujo en un 5,4 por ciento en comparación con los controles. Asimismo, el coste total de la cesta de la compra no difirió significativamente entre los grupos.

Sin embargo, los autores advierten que estas intervenciones deben probarse ahora en supermercados 'on-line' reales, ya que en este caso se trataba de una plataforma experimental donde los participantes eligieron pero no recibieron los alimentos y no gastaron su propio dinero.

Además, según han explicado, como la lista de compras preespecificada se centró en los alimentos con un alto contenido de grasas saturadas, el efecto de estas intervenciones probablemente sea menor durante las compras de la vida real, lo que incluiría una gama más amplia de productos.

"Estos resultados podrían ser capitalizados por los supermercados 'on-line' que podrían implementar una o ambas estrategias, sabiendo que son potencialmente efectivas para reducir la grasa saturada en la cesta de la compra de sus clientes y así configurar opciones de alimentos más saludables", ha concluido Koutoukidis.

Contador

Lo más leído