26 de julio de 2019

No hay relación entre la calidad de la grasa que comes y el riesgo genético de diabetes

No hay relación entre la calidad de la grasa que comes y el riesgo genético de diabetes
Diabetes, mujerGETTY IMAGES / MIODRAG GAJIC - ARCHIVO

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) han descubierto que la calidad de las grasas alimentarias y el riesgo genético de la diabetes funcionan de forma independiente entre sí, y que una dieta rica en grasas poliinsaturadas, que suele derivar de fuentes animales de alimentos como la carne roja o los productos lácteos, puede aplicarse de forma segura en todas las personas con riesgo genético de diabetes tipo 2.

"Nuestro meta-análisis muestra que no hay necesidad aparente de preocuparse por el riesgo genético para dar recomendaciones dietéticas sólidas para personas con diabetes tipo 2. Esto significa que las intervenciones dietéticas o de estilo de vida para la prevención de la diabetes tipo 2 pueden desplegarse en todos los gradientes de riesgo genético, ya que la carga genética no parece impedir su eficacia", explica el investigador español Jordi Merino, autor correspondiente del estudio, que se ha publicado en la revista 'British Medical Journal'.

Las recomendaciones dirigidas a mejorar la calidad de la dieta se han convertido en una parte clave del esfuerzo de salud pública para frenar el crecimiento desenfrenado de la diabetes. En su trabajo, estos investigadores han evidenciado que, independientemente del riesgo genético, el consumo de más grasas poliinsaturadas (como los ácidos grasos omega 3 y omega 6) en lugar de almidón y azúcares refinados se asocia con un menor riesgo de diabetes tipo 2, mientras que el consumo de más grasas monoinsaturadas en lugar de carbohidratos se asocia con un mayor riesgo de la enfermedad metabólica.

Merino enfatiza otro hallazgo importante del estudio que trasciende el tema de la grasa dietética. "La asociación positiva entre las puntuaciones poligénicas y la diabetes tipo 2 reconoce el hecho de que las personas con mayor riesgo genético podrían beneficiarse de estrategias adicionales que no tienen nada que ver con la ingesta de grasas en la dieta", explica.

El estudio incluyó a más de 102.000 participantes de ascendencia europea que estaban libres de diabetes al inicio del estudio y que fueron seleccionados a partir de 15 estudios de cohorte. En su seguimiento de 12 años, los investigadores no han encontrado una interacción apreciable entre los componentes de la dieta y los genes que aumentan el riesgo de diabetes tipo 2.

De esta forma, el análisis coincide con el Programa Nacional de Prevención de la Diabetes de Estados Unidos, que demostró que la modificación del estilo de vida es eficaz independientemente de la carga genética de la diabetes tipo 2. Estos nuevos hallazgos también son consistentes con la evidencia reciente en torno a la enfermedad de las arterias coronarias, que ha llevado a que se promueva un estilo de vida saludable para el corazón y regímenes dietéticos en todo el paisaje genético.

Contador

Lo más leído