13 de febrero de 2020

Más de la mitad de la población adulta española le dedica menos de 10 minutos al desayuno

Más de la mitad de la población adulta española le dedica menos de 10 minutos al desayuno
Desayuno - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MILICASTANKOVIC

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un 55,3 por ciento de la población adulta española le dedica menos de 10 minutos al desayuno, que es también la comida del día en la que menos se socializa, según ha resaltado el presidente de la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y Catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo, el profesor Gregorio Varela Moreiras, con motivo del Día Nacional del Desayuno (DND).

Estos datos se extraen de una encuesta realizada por la FEN entre más de 3.000 adultos durante el mes de enero de 2020, que se han presentado en un acto celebrado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación organizado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN), en el que también han participado el director general de Industria Alimentaria, José Miguel Herrero Velasco, y el chef Joaquín Felipe.

MENOS TIEMPO Y MENOS SOCIALIZACIÓN

El presidente de la FEN ha destacado una tendencia a la disminución en el tiempo dedicado al desayuno en los últimos años, en comparación con los datos obtenidos en el estudio ANIBES realizado en 2013, que establecía que el tiempo medio que la población adulta dedicaba al desayuno era de 15 minutos, frente a los menos de 10 minutos actuales.

Además, ha hecho énfasis en la preocupación por los aspectos sociales de la alimentación, que según el catedrático pueden funcionar como "un factor protector o un factor de riesgo para el propio modelo alimentario y su repercusión nutricional".

En este sentido, los datos arrojan que más de un 86 por ciento de los encuestados desayuna en el hogar, que un 56,5 por ciento del total toma el desayuno solo y sentado y un 30 por ciento lo hace en compañía y sentado. Por tanto, se ha observado que no solo se dedica menos tiempo a desayunar que a comer o a cenar, sino que también es la comida en la que menos se socializa.

EL HÁBITO Y LA VARIEDAD EN LOS ALIMENTOS

A la hora de realizar la encuesta, los expertos buscaban también conocer la importancia otorgada al desayuno en comparación con los otros momentos de ingesta en el día. En este aspecto se daba a conocer que un 54 por ciento de la población encuestada consideraba el desayuno como la comida más importante del día.

No obstante, Varela ha resaltado que si bien el desayuno es un hábito "muy consolidado", pues más de un 90 por ciento de los encuestados ha afirmado desayunar todos los días, no se debe olvidar que un 9,4 por ciento de la población adulta española no desayuna "nunca". En concreto, el grupo más joven (de 18 a 30 años) es el que más lo omite, alcanzando cifras de hasta el 20,6 por ciento.

Los motivos para no desayunar entre aquellos que no lo hacen con regularidad se suelen relacionar sobre todo con la falta de apetito, aunque existen otros factores como la falta de tiempo y en menor medida preferir comer más cantidad en la comida o en la cena.

El catedrático también ha insistido que el desayuno debería representar entre el 20 y el 25 por ciento de la energía diaria y por ello debería ser variado y tener una elevada densidad nutricional. Sin embargo, solo un 28 por ciento de la población adulta varía realmente su desayuno.

Por su parte, el director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero Velasco, ha resaltado que "no hay alimentos buenos ni malos sino que hay unas dietas más o menos equilibradas, acompañadas siempre de ejercicio físico y de buenos hábitos, hábitos saludables".

Por ello, ha destacado la necesidad de la formación de los ciudadanos para que tengan un mejor conocimiento de las propiedades nutricionales de los alimentos y adopten buenos hábitos de consumo.

AVANCES DE UN ESTUDIO ENTRE POBLACIÓN INFANTIL

En el acto también se han avanzado datos del estudio EsNuPI, un proyecto promovido por la FEN en colaboración con la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), en el que se analizan los patrones de alimentación, los hábitos de actividad física y de sedentarismo, y los determinantes socioeconómicos entre población infantil española de 1 a 9 años.

Entre los alimentos más consumidos en esta franja de edad se encuentran principalmente lácteos, cereales, bollería y pastelería y chocolate/cacao en variadas formulaciones. En cuanto a los nutrientes aportados por el desayuno, se han destacado el calcio, el yodo, el fósforo, los folatos, la vitamina B12, la vitamina A, la vitamina E, la niacina y la vitamina C.

Los expertos han reconocido además que la media de ingesta calórica de los niños es de 267 kcal (18 por ciento de la energía diaria para niños de 1 a 6 años y 14 por ciento para niños de 6 a 9 años), lo que supondría una contribución menor frente a las recomendaciones que establecen que el desayuno debería suponer entre un 20 y un 25 por ciento del total de energía del día.

Contador

Lo más leído