12 de enero de 2021

La insuficiencia alimentaria ha crecido un 25 durante la pandemia, afectando a la salud mental

La insuficiencia alimentaria ha crecido un 25 durante la pandemia, afectando a la salud mental
Place setting - GETTY//BOPAV - ARCHIVO

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) ha registrado un incremento del 25 por ciento de la insuficiencia alimentaria, la forma más extrema de inseguridad alimentaria y que ocurre cuando las familias no tienen suficiente comida para comer; lo que se ha relacionado con un empeoramiento de la salud mental.

Entre la muestra nacional representativa, compuesta por 63.674 adultos en Estados Unidos, las personas negras y latinoamericanas tenían el doble de riesgo de sufrir insuficiencia alimentaria en comparación con los americanos blancos. "Los americanos negros se ven afectados de forma desproporcional doblemente: por la falta de alimentos y por la Covid-19", ha expresado el líder del estudio, Jason Nagat. "Muchos de estos individuos han perdido su trabajo y han experimentado mayores tasas de pobreza durante la pandemia", ha abundado.

En general, en torno al 65 por ciento de americanos afirmó haber experimentado síntomas de ansiedad y un 52 por ciento signos de depresión en la semana anterior a la realización de la encuesta. Sin embargo, aquellos que no tenían para comer durante aquella semana reportaron una peor salud mental.

En concreto, el 89 por ciento de los americanos que sufría este tipo de inseguridad alimentaria tenía síntomas de ansiedad, en comparación con el 63 por ciento de los americanos que comían con normalidad. De igual forma, el 83 por ciento de los americanos con insuficiencia alimentaria experimentó síntomas relacionados con la depresión, frente al 49 por ciento de la población que se alimentaba sin problemas.

Así, el estudio prueba que el hambre, el agotamiento, y las preocupaciones relacionadas con la falta de alimentos podrían hacer aumentar los depresión y ansiedad, tal y como subraya Nagata. Por otro lado, los investigadores descubrieron que la obtención de alimentos o comidas gratuitas aliviaba parte de la carga de salud mental de la insuficiencia alimentaria.

Es por ello que la coautora del estudio, Kyle Ganson, ha hecho un llamamiento a los políticos, pidiendo que expandan los beneficios y la eligibilidad del Nutrition Assistance Program, así como de otros programas, para conseguir abordar tanto la inseguridad alimentaria como la salud mental.

Contador

Lo más leído