7 de noviembre de 2019

La ingesta de calorías en la cena, cinco veces por encima de la recomendada

La ingesta de calorías en la cena, cinco veces por encima de la recomendada
Comida, cocinar, mesa, platos, comerCARBONELL - ARCHIVO

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ingesta media semanal de calorías en las cenas es cinco
veces mayor a la recomendada, sobre todo en mujeres con sobrepeso y obesidad, situándose la ingesta en más de 1000 kilocalorías, según un estudio elaborado por Nutripharma que ha examinado a 5.000 mujeres.

De acuerdo con las recomendaciones de profesionales de la nutrición,
la cena solo debería representar el 15 por ciento de ingesta de calorías diarias, unas 225 kilocalorías, siendo la media diaria total recomendada entorno a las 1.500 kilocalorías, aproximadamente.

Además, este estudio ha revelado que "las mujeres con sobrepeso y obesidad con niños pequeños de 12 años son las más sensibles a una excesiva ingesta durante la cena, puesto que dan prioridad a la cena de los niños, lo que acaba derivando en cenas poco o nada saludables, llenas de alimentos fritos o procesados", afirman desde Nutripharma.

Tomando como un consumo medio diario de 1500 kilocalorías, el perfil calórico ideal medio sería un 30 por ciento en el desayuno desayuno (alrededor de 450 kilocalorías), 15-20 por ciento a media mañana (225-300 kilocalorías aproximadamente), 30-35 por ciento en la comida (entre 450 y 525 kilocalorías), 10-15 por ciento a media tarde (150-225 kilocalorías), reduciendo el último 15 por ciento para la cena.

En este sentido, un exceso calórico, sumado a la tendencia de realizar cenas ricas en hidratos de carbono (64.71%) y muy bajas en proteína (11,4%), conlleva una disminución de la eliminación de grasa empleada para reparar las células y tejidos durante la noche. La mayoría de mujeres ingiere menos proteínas de las recomendadas diariamente, lo que hace que el nivel de aminoácidos sanguíneo sea bajo, interfiriendo en el crecimiento de la masa muscular, esencial para la quema de calorías.

Además, desde Nutripharma afirman que "una ingesta baja de proteínas puede afectar tanto las articulaciones, como los huesos y la piel, puesto que este macronutriente fundamental por su función estructural".

Todo ello es señal del desconocimiento de la población en torno al valor calórico de los alimentos, que lleva a una alta ingesta diaria de calorías y la falta de ejercicio físico. El poco tiempo para cocinar y, por tanto, de hacer cenas saludables, también es un factor importante, ya que también ocasiona una malnutrición diaria por exceso en el consumo de hidratos de carbono y la disminución de la ingesta de proteínas, un bajo metabolismo basal y un exceso de grasa a nivel abdominal.

Contador

Para leer más


Lo más leído