Faltan datos sobre la ingesta de nutrientes de los niños europeos

Faltan datos sobre la ingesta de nutrientes de los niños europeos
31 de octubre de 2018 FLICKR PROWOODLEYWONDERWORKS - ARCHIVO

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Solo un tercio de los países europeos tienen informes sólidos sobre la ingesta de nutrientes de niños y adolescentes, según una nueva investigación. Estos resultados ponen de relieve la posible falta de datos para el diseño y seguimiento de las políticas nutricionales en algunas partes de Europa.

Para comprender mejor los niveles de energía y la ingesta de nutrientes que consumen actualmente los niños europeos, un equipo internacional liderado por la Universidad de Leeds (Reino Unido), en colaboración con la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), revisó las encuestas nacionales sobre la dieta de los 53 Estados miembros europeos.

Los autores de este trabajo, que se publica en 'Nutrition Research Reviews', encontraron que la mayoría de las brechas en los informes estaban en los países de Europa Central y Oriental, lo que significa que pueden no detectarse o subestimarse potenciales problemas nutricionales en ciertos países.

La autora principal, Holly Rippin, investigadora de postgrado de la Escuela de Ciencias de la Alimentación y Nutrición, afirma: "La falta de datos disponibles sobre la ingesta de nutrientes para niños es preocupante. Hace que sea extremadamente difícil identificar grupos vulnerables, comparar las ingestas de nutrientes entre los países y proporcionar evidencia para políticas que podrían mejorar la salud. Es similar a tratar de describir una acuarela compleja cuando todavía no se han pintado grandes secciones".

El estudio muestra que solo alrededor del 30 por ciento de los países informaron de datos sobre la ingesta de nutrientes por género y grupo de edad para niños y adolescentes. Los grupos de edad variaron entre los países y varios países no informaron sobre los nutrientes en todos los grupos de edad ni informaron sobre diferentes tipos de nutrientes. Muchos países no separaron las cantidades de ingesta para niñas y niños en los grupos de edad más jóvenes.

"Nuestra evaluación también mostró una cantidad significativa de sub-información, lo que significa que ciertos problemas vinculados con la nutrición, como las deficiencias o el consumo excesivo, podrían subestimarse y posiblemente solo es la punta del iceberg con la ingesta de tantos países desconocida", dice Holly Rippin

El plan de acción europeo de alimentación y nutrición de la OMS alienta a los estados miembros a fortalecer y ampliar las encuestas sobre dietas y nutrición representativas a nivel nacional. Sin embargo, la provisión de encuestas sobre dietas nacionales en toda Europa es inconsistente y menos de dos tercios de los países europeos de la OMS tienen encuestas sobre dietas representativas a nivel nacional.

Holly Rippin agrega: "Los datos insuficientes y la incapacidad para comparar países y grupos de edad resaltan la necesidad apremiante de dedicar recursos a vigilar la nutrición y armonizar las metodologías y los enfoques en la notificación de nutrientes en toda la región europea de la OMS".

"La preocupación es que es extremadamente difícil diseñar políticas de nutrición adecuadas y apropiadas localmente en países sin datos suficientes. Los datos sólidos de fácil acceso son críticos para adaptar las políticas a las necesidades nacionales y mejorar las dietas en toda Europa", afirma.

INGESTA DE NUTRIENTES DEFICIENTE EN LA MAYORÍA DE PAÍSES

El equipo evaluó los limitados datos disponibles de las encuestas nacionales de dieta contra la ingesta de nutrientes recomendada por la OMS. Aunque los informes inconsistentes en todos los países y dentro de los mismos dificultaron las comparaciones, el estudio identificó algunas áreas clave de preocupación y, en particular, encontró que el consumo promedio por niños reportado en la mayoría de los países, incluido Reino Unido, no cumplió con la mayoría de las ingestas de nutrientes recomendadas por la OMS.

La coautora Janet Cade, profesora de Epidemiología Nutricional y Salud Pública en Leeds, señala: "Nuestros hallazgos indican que un enfoque de política en toda Europa podría mejorar la ingesta de hierro, vitamina D y folato total, al mismo tiempo que reduce la ingesta de sodio y azúcar. Sería especialmente beneficioso un enfoque sobre el consumo de hierro y vitamina D para las niñas y los niños mayores de 10 años".

"El hierro es un problema particular para las niñas adolescentes. Los datos de la encuesta mostraron una baja ingesta de hierro en la gran mayoría de los países. Las niñas adolescentes siguen teniendo un mayor riesgo de anemia por deficiencia de hierro, que se asocia con una reducción de la función intelectual e inmunológica", apunta.

Y continúa: "Aunque se requiere una variedad de evidencia para informar sobre las intervenciones nacionales, la identificación precisa de las tendencias alimentarias clave podría ayudar a prevenir las deficiencias de nutrientes infantiles que pueden causar problemas de salud que se extienden hasta la edad adulta".

El Plan de acción europeo de alimentación y nutrición de la OMS ya identifica varios de los nutrientes destacados en el informe como áreas de preocupación, como el hierro y la vitamina D, aunque se refiere a todas las edades y no específicamente a los niños. El Plan de Acción también exige la promoción de dietas saludables a través de la reducción de sodio, grasas saturadas y azúcares libres.

Contador