4 de diciembre de 2015

Expertos reclaman mayor concienciación sobre nutrición parenteral

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los expertos reunidos en la Jornada de Actualización en Nutrición parenteral, celebrada en Zaragoza con la colaboración de Baxter, han hecho hincapié en el valor de aumentar la concienciación sobre la importancia de una correcta nutrición hospitalaria y el papel que juega la nutrición artificial como uno de los principales tratamientos para los pacientes, para disminuir la mortalidad y la hospitalización del paciente grave.

La desnutrición es un problema frecuente en los hospitales españoles (uno de cada cuatro pacientes la presenta), ya que aumenta las estancias hospitalarias, las complicaciones para los pacientes y el coste para el Sistema Nacional de Salus (SNS). Por ello, los 50 facultativos de Aragón especializados en Medicina Intensiva, Anestesiología y Reanimación, Cirugía, Endocrinología y Farmacia Hospitalaria, que han asistido a la jornada se han centrado en este tema.

"El hecho de que ni la población ni el personal sanitario estén concienciados adecuadamente sobre la desnutrición está permitiendo que este problema se mantenga en el tiempo", ha explicado el jefe del Servicio de medicina Intensiva del Hospital Universitario Miguel Servet, el doctor Carlos Serón.

En el mismo sentido, la jefa del Servicio de farmacia del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, la doctora reyes Abad, ha señalado que "resulta imprescindible establecer programas a distintos niveles (nacional, autonómico y local), orientados a la prevención y al cuidado integral de aquellos pacientes en riesgo de desnutrición".

En este contexto, la nutrición parenteral, que proporciona al paciente los nutrientes básicos por vía intravenosa, juega un papel clave en la evolución de este tipo de enfermos. Así lo ha demostrado el estudio CALORIESi, que constata que esta terapia aplicada de manera precoz es tan segura como la nutrición enteral.

SEGURIDAD Y BENEFICIOS DE LA NUTRICIÓN PARENTERAL

"Los pacientes que se encuentran en una situación crítica muestran una destrucción intensa de su masa muscular. Semejante cuadro conduce fundamentalmente a una desnutrición proteica, que puede llegar a ser muy grave, generando importantes consecuencias que vemos en nuestros enfermos, dando lugar a mayores estancias, mayor mortalidad, mayor número de infecciones, dificultades para la cicatrización de las heridas y un largo etcétera que por supuesto conlleva un mayor coste de hospitalización. De este modo, el aporte nutricional, sobre todo un mayor aporte proteico, constituye un objetivo esencial de cara a reducir esas consecuencias", ha destacado el doctor Serón.

La nutrición parenteral es una terapia eficaz y eficiente en la mejora del estado nutricional de los pacientes, debido a la evolución de las fórmulas comerciales preparadas con un mayor contenido en proteínas, la naturaleza de los componentes y la mejora en las técnicas de administración y asepsia, según han explicado los expertos.

Con su uso se pueden evitar alguno de los principales efectos de la desnutrición. "La cronicidad de las enfermedades y el envejecimiento progresivo de la población hacen pensar que la prevalencia de la desnutrición vinculada a la enfermedad sea más frecuente. Por eso es fundamental la implantación en los hospitales de un método de cribado nutricional universal", ha insistido el jefe de Sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, el doctor Alejandro Sanz.

"A la optimización de recursos, disponibilidad de la terapia y mejora de la coste-efectividad de las nutriciones parenterales estandarizadas han contribuido las nutriciones parenterales tricamerales que cada día presentan mayor variedad en su composición y mejor adaptación a las necesidades de los pacientes. Su utilización, además, disminuye la posibilidad de error en la preparación y permite la disponibilidad inmediata de nutriciones en los hospitales, lo que facilita la asunción de incrementos de actividad cuando las dotaciones de personal son reducidas", ha conluido la doctora Abad.

Para leer más