30 de mayo de 2019

El etiquetado nutricional Nutriscore reduce el consumo de azúcar, grasas saturadas y calorías

El etiquetado nutricional Nutriscore reduce el consumo de azúcar, grasas saturadas y calorías
ISTOCK - ARCHIVO

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Los impuestos sobre los productos azucarados y las etiquetas en el frente de los envases pueden ayudar a reducir el consumo de azúcar, según un estudio de la Universidad de Waterloo (Canadá). En su estudio, cuando los precios aumentaban y los paquetes llevaban etiquetas nutricionales como 'alto contenido de azúcar' en la parte delantera, la gente compraba bebidas y bocadillos con menos azúcar, sodio, grasas saturadas y calorías.

El trabajo, publicado en la revista 'International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity', analizó la compra de más de 3.500 personas de 13 años o más durante la primavera de 2018. Los investigadores concluyeron que los impuestos podrían tener mayor impacto si se incluían estas dos medidas en todos los zumos de frutas.

"Los gobiernos no necesitan esperar para implementar estas políticas; ya se utilizan en muchas otras partes del mundo y tienen éxito en ayudar a las personas a elegir alimentos más sanos. Mucha gente no se da cuenta de que el zumo de fruta puede tener tanta azúcar, y este tipo de bebidas no siempre están incluidas en los impuestos cuando la evidencia demuestra que tal vez deberían estarlo", explica una de las autoras de la investigación, Rachel Acton.

Los participantes compraron alimentos y refrescos en escenarios que implicaban diferentes niveles de impuestos sobre el azúcar, así como diferentes tipos de etiquetas frontales, incluidas las etiquetas propuestas por el Ministerio de Salud de Canadá que advierten a los consumidores sobre los altos niveles de azúcar, sal y grasas saturadas en los alimentos preenvasados. En el país norteamericano se utiliza el sistema de etiquetado Nutriscore, que también ha elegido la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, para implementar en España de forma progresiva.

"Otros sistemas, como el etiquetado de semáforo utilizado en Reino Unido y las clasificaciones de estrellas en Australia y Nueva Zelanda, tuvieron algunos impactos en las compras de la gente, pero en menor medida", explican los investigadores. Las etiquetas de los semáforos usan una clasificación rojo-amarillo-verde, mientras que las etiquetas de estrellas usan clasificaciones para indicar la salud en general.

"Los impuestos sobre las bebidas azucaradas y las mejores etiquetas nutricionales son el tipo de medidas que pueden ayudar a revertir las crecientes tasas de obesidad y enfermedades crónicas de las dietas poco saludables. La evidencia es particularmente importante dada la fuerte oposición de la industria. De hecho, el 'lobby' de la industria ha retrasado y amenaza con hacer descarrilar las etiquetas nutricionales anunciadas por el gobierno federal hace más de un año", comenta otro de los autores, David Hammond.

Contador

Lo más leído