28 de mayo de 2019

Un estudio pide adaptar a pautas estándar los espesantes destinados a personas con dificultad para tragar

Un 8% de la población sufre disfagia, porcentaje que puede llegar hasta el 80% entre mayores o afectados por enfermedades neurodegenerativas

Un estudio pide adaptar a pautas estándar los espesantes destinados a personas con dificultad para tragar
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SUDOK1 - ARCHIVO

BILBAO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la UPV/ EHU reclama "un esfuerzo" para adaptar diferentes espesantes a las pautas estándar, lo que brindaría una "mayor garantía clínica" a las personas que sufre disfagia o dificultad para tragar alimentos, dolencia que afecta al 8% de la población, porcentaje que puede llegar hasta el 80% entre personas mayores y en casos de enfermedades neurodegenerativas.

El Laboratorio de Análisis de la Textura (LaTEX), de la Universidad del País Vasco ha publica un artículo en la revista 'Food Hydrocolloids', que muestra la "escasa estandarización" de los alimentos espesados, según ha indicado la Universidad pública a través de un comunicado.

Este Laboratorio, liderado por la profesora Olaia Martínez, viene desarrollando desde hace diez años sus proyectos de investigación en el ámbito de la adaptación de la dieta del colectivo de personas que padecen disfagia.

PROBLEMA DE "ENORME TRASCENDENCIA"

La dificultad para tragar alimentos supone, han subrayado, un problema de "enorme trascendencia sobre la salud" que afecta a un porcentaje elevado de la población, que alcanza el 8% y que es mayor aún entre personas mayores y en los casos de enfermedades neurodegenerativas, en la medida en que se mueve, han indicado, entre un 30 y un 80%.

Esa circunstancia se relaciona con la desnutrición, agrava situaciones patológicas y puede derivar en el fallecimiento de la persona afectada, bien sea por atragantamiento o por complicaciones respiratorias.

El artículo publicado describe un estudio en el que colaboraron un grupo de personas voluntarias de Vitoria, que mediante catas, evaluaron las propiedades de deglución de espesantes que en su composición contienen gomas comestibles (xantana, guar), comparándolos con los tradicionales elaborados a base de almidones.

El trabajo, en línea con otros previos, da cuenta, han destacado, de "la gran variabilidad e importantes lagunas" que aún existen en relación a la estandarización de los alimentos espesados.

Los alimentos para disfagia requieren, han asegurado, de una textura adaptada al grado de dificultad que presente cada persona en la deglución y con la cata ha sido posible "discriminar entre cambios de consistencia más estrechos que aquellos utilizados en productos comerciales".

Entre otras aportaciones, este grupo de investigación de la UPV/HU está trabajando en el desarrollo de un protocolo sensorial que resulte objetivo y efectivo para analizar el grado de adecuación de los alimentos con textura adaptada a los requerimientos de cada persona con disfagia.

En este sentido, la investigadora ha asegurado que "lejos de las complejas técnicas analíticas de referencia que se emplean actualmente en el ámbito científico, sería posible, con la debida formación, que tanto los familiares como el personal del ámbito clínico-asistencial utilicen dicho protocolo sensorial como garantía de seguridad deglutoria"

Latex ha aludido a la necesidad de que la administración destine más recursos a esta línea de investigación, así como a que se potencie la colaboración multidisciplinar en este campo entre especialistas en tecnología de los alimentos, cocineros , nutricionistas y profesionales de la salud, tales como como logopedas y gastroenterólogos.

Contador

Lo más leído