17 de noviembre de 2014

Equilibrar la ingesta de energía y su gasto ayuda a prevenir la obesidad

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Equilibrar la ingesta de energía y su gasto ayuda a prevenir la obesidad, según ha explicado el responsable del área de Salud y Nutrición de Coca-Cola Iberia, el doctor Rafael Urrialde, quien destaca que la alimentación ha de responder a las necesidades particulares de cada persona, y garantizar los requerimientos nutricionales

"La obesidad es el resultado de un balance energético positivo continuado, en el que la ingesta total de energía supera el gasto energético total", ha apuntado Urrialde durante su intervención en la ponencia 'Balance energético, recomendaciones y usos' en el marco de las II Jornadas anuales del Colegio de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CoDiNuCat), que se han celebrado recientemente en Lleida.

"En un país como España, donde cada vez se practica menos actividad física y deporte es todavía más importante comprender el concepto de equilibrio energético entre lo que comemos y gastamos, porque es una vía clave, no sólo para prevenir la obesidad, sino también para fomentar la adquisición de hábitos saludables", ha añadido.

En este sentido, recuerda que es "inexcusablemente" que la alimentación vaya unida a una actividad física diaria. "Algo tan simple como movernos 2 minutos cada media hora rompiendo así nuestra inactividad", ha añadido.

Para Urrialde, "no existen alimentos malos o buenos, todos contribuyen a la ingesta total de calorías y han de equilibrarse con el ejercicio".

En este sentido, concluye, "todos los factores que influyen en este balance deben analizarse a través de encuestas nutricionales donde se incluyan, además de los datos antropométricos, detalles sobre la ingesta de energía y el análisis de la actividad física realizada".