Eliminar los aperitivos poco saludables de las cajas de los supermercados reduce su consumo

Eliminar los aperitivos poco saludables de las cajas de los supermercados reduce su consumo
19 de diciembre de 2018 PIXABAY

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las políticas dirigidas a eliminar los dulces y las patatas fritas de las cajas registradoras de los supermercados podrían llevar a una reducción drástica de la cantidad de alimentos no saludables comprados para comer "en el camino" y una caída significativa en la cantidad que se compra para llevar a casa, según sugiere una nueva investigación dirigida por la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

El estudio, publicado en la revista 'PLOS Medicine', encontró que se compró y se llevó a casa un 17 por ciento menos de paquetes pequeños de dulces, chocolate y patatas fritas en los supermercados inmediatamente después de introducir una política sobre los alimentos en la zona de cajas. Aún más importante es que se realizaron y consumieron "en movimiento" un 76 por ciento menos de compras en los supermercados con políticas sobre alimentos en las cajas de pago en comparación con las que no tienen.

Las grandes cadenas de supermercados, como 'Tesco', 'Asda' y 'Sainsbury's', han copado la mayor parte del mercado de comestibles en Inglaterra y desempeñan un papel importante en la configuración de las preferencias de alimentos y el comportamiento de compra. Las prácticas de los minoristas, como la exhibición de productos, el posicionamiento, las promociones y la fijación de precios, pueden influir en las elecciones de los consumidores en las tiendas.

Las cajas de los supermercados brindan una ubicación única para realizar compras, ya que todos los clientes tienen que pasar por ellas para pagar y pueden pasar un tiempo considerable en las colas; sin embargo, la mayoría de los alimentos en las cajas de los supermercados podrían considerarse poco saludables. Durante la última década, muchos grupos de supermercados de Reino Unido han asumido compromisos voluntarios de eliminar o limitar los alimentos no saludables de las cajas o proporcionar opciones más saludables.

"Muchos aperitivos que se cogen en la caja pueden ser imprevistos, compras impulsivas y las opciones tienden a ser confitería, chocolate o patatas fritas", dice el doctor Jean Adams, del Centro de Investigación de la Dieta y la Actividad de la Universidad de Cambridge. "Varios supermercados ahora han introducido políticas para eliminar estos artículos de sus cajas, y queríamos saber si esto tenía algún impacto en las opciones de compra de las personas", añade.

REDUCCIÓN INMEDIATA DEL 17 POR CIENTO EN LAS COMPRAS

Para examinar el efecto que la introducción de las políticas sobre los alimentos en las cajas en las principales cadenas de supermercados ha tenido en los hábitos de compra de los consumidores, el doctor Adams dirigió a un equipo de investigadores de las universidades de Cambridge, Stirling y Newcastle, en Reino Unido, que analizaron los datos del panel de Consumidores de Kantar Worldpanel de Alimentos, Bebidas y Productos para el Hogar. Seis de los nueve principales supermercados introdujeron políticas de alimentos para las cajas de pago entre 2013 y 2017.

En primer lugar, el equipo observó cómo se realizaban las compras de alimentos menos saludables tras la implementación de las políticas en los alimentos de las cajas. Utilizaron datos de más de 30.000 hogares de Reino Unido desde 12 meses antes hasta 12 meses después de la implementación.

Los científicos descubrieron que la implementación de una normativa sobre los alimentos en la caja se asociaba con una reducción inmediata del 17 por ciento en las compras. Después de un año, los compradores seguían comprando cerca del 15 por ciento menos de esos artículos en comparación con cuando no existía una política.

A continuación, analizaron los datos de 7.500 compradores que registraron los alimentos comprados y consumidos "en el camino" durante los años 2016-2017 de los supermercados con y sin políticas de compra de alimentos. Las compras en movimiento son a menudo impulsivas y pueden ser el resultado de que los niños molestan a sus padres. Los investigadores descubrieron que los compradores hicieron un 76 por ciento menos de compras anuales de alimentos en la caja de pago menos saludables en los supermercados con políticas sobre los alimentos en las cajas de salida en comparación con los que no las tienen.

Como el estudio no era un ensayo de control aleatorio, no fue posible decir definitivamente que los cambios en el comportamiento de compra se debieron a las políticas de alimentos en las cajas. Las tiendas que optaron por tener ese tipo de normativa pueden haber sido diferentes de las que no las tenían o los compradores pueden haber cambiado a comprar paquetes más grandes en las mismas tiendas o productos similares en tiendas que no son supermercados.

"Nuestros hallazgos sugieren que, al eliminar los dulces y las patatas fritas de la caja, los supermercados pueden tener una influencia positiva en los tipos de compras que realizan sus compradores --subraya la primera autora del estudio, la doctora Katrine Ejlerskov--. Esta sería una intervención relativamente simple con el potencial de fomentar una alimentación más saludable. Muchas de estas compras pueden haber sido adquiridas por impulso, por lo que, si el comprador no coge una barra de chocolate en la caja, puede ser una barra de chocolate menos que consume".

"Puede parecer obvio que eliminar las opciones de alimentos poco saludables de la caja reduciría la cantidad que compran las personas, pero es una evidencia como esta la que ayuda a construir el supuesto para que las intervenciones gubernamentales mejoren los comportamientos poco saludables", agrega Adams.

Y concluye: "Una de esas intervenciones podría ser la introducción de estándares nutricionales para los alimentos en las cajas de salida de los supermercados como se sugiere en el reciente Plan de Obesidad Infantil del Gobierno. Una política de este tipo dirigida por el gobierno podría resultar atractiva para los supermercados, ya que ofrecería igualdad de condiciones en todo el sector".