27 de junio de 2014

Nueva York no limitará el tamaño de refrescos azucarados

Nueva York no limitará el tamaño de refrescos azucarados
FLICKER/SCOMED

NUEVA YORK, 27 Jun. (Reuters/EP) -

   El Tribunal de Apelaciones ha rechazado el plan del ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg de limitar la venta de refrescos azucarados de gran tamaño, al considerar que el consistorio se excedió de sus responsabilidades al aprobar esta norma.

   "El departamento municipal de salud ha infringido su competencia legislativa", ha aseverado el juez Eugene Pigott, cuyo fallo confirma la decisión que dos tribunales habían adoptado previamente tras las denuncias presentadas por la industria de estas bebidas, los restaurantes y las salas de cine.

   La norma se había aprobado en 2012 y fue anulada por vez primera en marzo de 2013, justo un día antes de entrar en vigor, y trataba de impedir que restaurantes, cines y otros establecimientos pudieran bebidas azucaradas de más de 473 mililitros.

   Como último recurso para ponerla en marcha, el ayuntamiento recurrió al Tribunal de Apelaciones que, sin embargo, se centró en las lagunas de la ley para rechazarla.

   En concreto, argumentan que había algunos locales exentos que no estaban sujetos a aplicarla, como los supermercados, al tiempo que también dejaba fuera algunas bebidas, como las que cuentan con leche. Además, la decisión también podría reducir el poder futuro del departamento de salud para promulgar otras iniciativas.

   El actual alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, se mostró decepcionado tras conocer el fallo judicial y argumentó que tienen la "responsabilidad" de combatir las causas de la "epidemia" de obesidad que afecta a Estados Unidos.

   Por su parte, un portavoz de la American Beverage Association, que se encargó de impugnar la normativa y que cuenta entre sus miembros con PepsiCo, Coca-Cola y Dr. Pepper Snapple Group, dijo que la ley "habría creado un campo de juego desigual para los miles de pequeñas empresas que operan libremente en la ciudad, y limitaría la capacidad de elección de los ciudadanos".