22 de octubre de 2015

Los edulcorantes bajos en calorías permiten gestionar el peso sin "sacrificar" el deseo de sabores dulces

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los edulcorantes bajos en calorías pueden ayudar a gestionar el peso y la dieta sin necesidad de "sacrificar" el deseo por los sabores dulces innato en el ser humano, según ha destacado la investigadora Sigrid Gibson, del Sig-Nurture Ltd. Guildford (Reino Unido), durante la 12 Conferencia Europea sobre Nutrición que se ha celebrado en Berlín.

Esta experta ha defendido que hay abundantes estudios científicos que confirman que los edulcorantes bajos en calorías son útiles, e incluso beneficiosos, para la dieta. "No son balas mágicas, pero representan una herramienta útil para la gestión del peso sin sacrificar el agradable sabor dulce", ha aseverado.

Al proporcionar sabor dulce sin las calorías, las opciones edulcoradas bajas en calorías pueden contribuir de forma útil a ayudar a las personas a conseguir una dieta y un estilo de vida equilibrados.

El objetivo del simposio era profundizar en el conocimiento y evidencia científica actual, de manera que nutricionistas y otros profesionales de la salud puedan confiar en la función de los edulcorantes bajos en calorías hoy en día.

En este sentido, la doctora France Bellisle, de la Universidad París 13 de París, ha asegurado que tras más de 30 años de investigación (tanto estudios basados en la observación y ensayos controlados aleatorios, a corto y largo plazo, entre niños y adultos) se ha visto que los edulcorantes bajos en calorías no aumentan el gusto por lo dulce, sino que la evidencia sugiere que "en realidad conducen a una disminución de la apetencia por productos dulces".

En este sentido, Peter Rogers, de la Universidad de Bristol (Reino Unido), presentó los resultados de un estudio publicado en el 'International Journal of Obesity' que analizaba todos los estudios relacionados con los efectos del consumo de edulcorantes bajos en calorías sobre la ingesta de energía y el peso corporal.

Así, ha explicado, los datos disponibles indican claramente que el consumo de edulcorantes bajos en calorías en lugar de azúcar, en niños y adultos, conduce a una reducción de la ingesta de energía y del peso corporal, y posiblemente también en comparación con el agua.