26 de mayo de 2015

La dieta de los niños debe contener dos o tres raciones de lácteos al día, 5 piezas de fruta y verdura diaria y cereales

La dieta de los niños debe contener dos o tres raciones de lácteos al día, 5 piezas de fruta y verdura diaria y cereales
5ALDIA

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

La dieta de los niños debe contener dos o tres raciones de lácteos al día, cinco piezas de fruta y verdura y cereales, tal y como han comentado diversos expertos en una jornada organizada en la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), en colaboración con el Instituto Danone.

"Es esencial hacer de la comida un momento para compartir y para disfrutar, acompañados de la familia. Cuanta mayor variedad haya en la mesa, más fácil será para estos niños adquirir unos hábitos alimentarios saludables que mantengan en la adolescencia así como en la edad adulta", ha comentado el médico adjunto especialista en Pediatría-Unidad de Nutrición Clínica del Hospital 12 de Octubre, José Manuel Moreno Villares.

Asimismo, el experto ha recomendado para los niños en edad de crecimiento, una alimentación variada y ajustada al nivel de actividad física y repartida en 5 comidas al día. En este punto, ha insistido en la importancia de los lácteos ya que, más allá de constituir la principal fuente de calcio en la dieta, son alimentos valiosos desde el punto de vista nutricional, tanto por la cantidad de nutrientes que proporcionan como por su calidad.

En concreto, prosigue, son fuente de proteínas de alto valor biológico, de vitaminas A, D y del grupo B y de minerales como el fósforo o el magnesio, entre otros nutrientes. "El consumo habitual de las cantidades suficientes de leche y derivados lácteos se relaciona con niveles mayores de crecimiento, mejor salud ósea y un menor número de problemas dentales. En general las poblaciones de mayor estatura son las que consumen habitualmente lácteos en su dieta", ha explicado Moreno Villares.

EL 30% DE LOS NIÑOS NO CONSUME LA CANTIDAD RECOMENDADA DE LÁCTEOS

Sin embargo, hasta un 30 por ciento de la población infantil española no consume la cantidad diaria recomendada de lácteos y estudios recientes en este ámbito destacan cómo hasta un 71,4 por ciento de niños españoles de 7 a 16 años no toman la ingesta adecuada de calcio. La falta de consumo de estos lácteos compromete la calidad de la dieta y aumenta el riesgo de no cubrir las cantidades diarias recomendadas de ciertos nutrientes.

"Hay que tener especial atención a partir de los siete años de edad, momento en el que los padres dejan de tener el control total sobre la alimentación de sus hijos y existe un mayor riesgo de que no estén ingiriendo las cantidades necesarias de calcio y resto de nutrientes", ha apostillado el presidente del Instituto Danone y coordinador de estas jornadas, Luis Moreno Aznar.

Finalmente, los expertos han recomendado diversificar el consumo de los lácteos, pudiéndose obtener beneficios adicionales. Así, las leches fermentadas, y en particular el yogur, pueden considerarse un alimento imprescindible en el marco de una dieta equilibrada y variada. "El yogur tiene todas las ventajas de la leche, como la importante aportación equilibrada de nutrientes (proteínas, vitaminas y calcio), pero con menos lactosa y de más fácil digestión", ha zanjado Moreno Villares.