30 de julio de 2014

La dieta afecta de manera diferente a la flora intestinal de hombres y mujeres, aunque coman lo mismo

La dieta afecta de manera diferente a la flora intestinal de hombres y  mujeres, aunque coman lo mismo
GETTY

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Los microbios que viven en los intestinos de los hombres y las mujeres reaccionan de manera diferente a la dieta, incluso cuando el régimen alimenticio es idéntico, según revela un estudio realizado por científicos de la Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos, y otras seis instituciones publicado esta semana en 'Nature Communications'. Estos resultados sugieren que las terapias diseñadas para mejorar la salud humana y el tratamiento de enfermedades a través de la nutrición pueden necesitar adaptarse a cada sexo.

   Los investigadores estudiaron los microbios intestinales en dos especies, peces y ratones, y también llevaron a cabo un análisis en profundidad de los datos que otros científicos recolectaron en los seres humanos. Así, vieron que en los peces y los seres humanos la dieta afectó a la microbiota de machos y hembras de forma diferente, con algunos casos en los que dominan diferentes especies de microbios, mientras que en otros, la diversidad de bacterias es más alta en un sexo que en otro.

   Estos resultados sugieren que las terapias diseñadas para mejorar la salud humana a través de la dieta deben de tener en cuenta si el paciente es hombre o mujer. Sólo en los últimos años, la ciencia ha comenzado a apreciar completamente la importancia del microbioma humano, todas las bacterias que viven en y sobre el cuerpo de las personas. Hay cientos o incluso miles de especies de microbios en el sistema digestivo humano, que varían en abundancia.

   La genética y la dieta pueden afectar a la variedad y el número de estos microbios en el intestino humano, que a su vez pueden tener una profunda influencia en la salud humana. Por ejemplo, la obesidad, la diabetes y la enfermedad inflamatoria intestinal han sido relacionadas con una baja diversidad de bacterias en el intestino humano, por lo que una idea a la hora de diseñar el tratamiento contra estas patologías es manipular los microbios del intestino a través de la dieta.

   Aunque los resultados del autor principal del estudio, Daniel Bolnick, profesor en la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de Texas identifican la existencia de una diferencia significativa en la microbiota intestinal entre hombres y mujeres, los datos dietéticos utilizados en el análisis se organizan en grupos complejos de factores dispares y no se traducen fácilmente en consejos dietéticos específicos, tales como comer más verduras o menos carne.

   No está claro por qué los hombres y las mujeres reaccionan de manera diferente a los cambios en la dieta, pero los autores plantean un par de posibilidades. Las hormonas asociadas a cada sexo podrían potencialmente influir en los microbios del intestino, favoreciendo a una cepa sobre otra, y, a menudo, los sexos difieren en cómo funciona el sistema inmune, lo que podría afectar a los microbios que viven y mueren en el microbioma.

   Se vio una excepción notable en los resultados de Bolnick en los ratones:  aunque hubo una pequeña diferencia entre ratones machos y hembras, en su mayor parte la microbiota de cada sexo reacciona a la dieta de la misma manera.

   Como la mayoría de los estudios sobre la dieta se llevan a cabo en roedores, este resultado podría tener un efecto enorme en este tipo de investigación y plantea preguntas sobre cómo se pueden generalizar los estudios de microbios intestinales en ratones de laboratorio a otras especies, en particular a los seres humanos.