25 de marzo de 2020

Descubierto el poder antiinflamatorio de la aceituna de mesa

Descubierto el poder antiinflamatorio de la aceituna de mesa
Aceitunas. - FUNDACIÓN DESCUBRE - ARCHIVO

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un equipo liderado por investigadores del Instituto Delegación del CSIC Andalucía de la Grasa (IG), centro de la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Sevilla, ha demostrado que durante el proceso de fermentación de las aceitunas de mesa se desarrollan microorganismos con un elevado potencial probiótico, como es el caso del 'Lactobacillus pentosus LPG1', una bacteria láctica que ha mostrado tener un alto poder antiinflamatorio.

La investigación, publicada en la revista 'Probiotics and Antimicrobial Proteins' y la que también han participado investigadores del Instituto MICALIS-INRA de Jouy-en-Josas (Francia), se ha realizado primero 'in vitro' con la producción de varias citoquinas responsables de la comunicación celular de tipo pro y antiinflamatoria por diversas líneas celulares en presencia de la bacteria. Posteriormente, se han validado los resultados en un modelo 'in vivo' murino.

Como resultado de las pruebas, los expertos han comprobado que el 'L. Pentosus LPG1' consigue reducir la permeabilidad de la barrera intestinal mejorando su integridad, un descenso del daño en los tejidos intestinales, una reducción en la pérdida de peso respecto a los organismos modelos a los que se había inducido una colitis crónica, así como la modulación de la respuesta antiinflamatoria.

Este hallazgo abre el camino a la utilización de la aceituna de mesa como un nuevo alimento funcional, y refuerza los estudios previos que han indicado el alto potencial probiótico que las bacterias lácticas de alimentos vegetales podrían tener para mejorar la salud de las personas como, por ejemplo, en la reducción de los niveles de colesterol, modulación de la respuesta inflamatoria o en la mejora de la biodisponibilidad de nutrientes.

"La aceituna de mesa es un alimento con un alto valor funcional, tanto por su composición química, con una alta presencia de antioxidantes naturales, fibra, ácido oleico y ácidos triterpénicos, entre otros, pero también por los microorganismos que se desarrollan durante su fermentación", ha dicho el investigador del IG y coautor del estudio, Francisco Noé Arroyo López.

Por tanto, a juicio de los expertos, el estudio abre la posibilidad a la utilización de las aceitunas como fuente de microorganismos probióticos de origen vegetal para personas intolerantes a la lactosa. De hecho, 'L. Pentosus LPG1' es capaz de formar biofilms sobre la epidermis de los frutos, y de este modo, ser transportado hasta el consumidor final.

Además, la mencionada cepa de bacteria láctica también presenta unas capacidades tecnológicas notables para llevar a cabo la fermentación acido-láctica de las aceitunas de mesa, pudiéndose ser utilizada como cultivo iniciador.

Por todos estos motivos, el microorganismo ha sido protegido intelectualmente por el CSIC, y su explotación licenciada a Oleica, una spin-off del CSIC y la Universidad de Córdoba, que se está encargando de su desarrollo y comercialización en el tejido productivo.

Contador

Lo más leído