4 de agosto de 2016

Crean jalea a base de cáscara de granada para tratar la diabetes

Crean jalea a base de cáscara de granada para tratar la diabetes
AGENCIA ID

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC) han desarrollado una jalea a base de cáscara de granada que cumple como alimento funcional al disminuir el exceso de azúcar en sangre, con el objetivo de emplearse para el tratamiento de la diabetes.

La jalea se ha desarrollado por medio de una investigación de una duración de tres años y medio, que se realizó en conjunto con el doctor del departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Francisco Alarcón Aguilar.

El estudio revela que este producto otorga un efecto beneficioso para la salud, ya que ayuda a prevenir o tratar enfermedades, mejorando el estado de salud de quien la consume. Para sacar estas conclusiones, primero se realizó una extracción sencilla de los compuestos de la cáscara de granada a través de un método tradicional denominado 'decocción acuosa semicontinua', que consiste en hervir en agua la corteza del fruto para extraer los 'elagitaninos', compuestos bioactivos con capacidad antioxidante.

En segundo lugar, el concentrado que se obtuvo se analizó, tras un proceso de deshidratación, y se descubrió que tenía compuestos capaces de ayudar al tratamiento de la diabetes y se evidenció la presencia de 'ácido elágico', sustancia activa de la jalea que tiene propiedades antitumorales, antibacterianas, antiparasitarias, antiinflamatorias, entre otras.

Además, en la investigación se utilizaron otros polisacáridos de origen vegetal que no requieren azúcar para generar la viscosidad adecuada y otorgar la consistencia y el sabor típico de estos alimentos. Así, se utilizó la sucralosa, que es un endulzante no calórico de uso común entre personas con diabetes y que no daña la salud. También se hicieron análisis de calidad alimentaria que incluyen la información nutrimental y las especificaciones microbiológicas.

Posteriormente, se hizo un estudio biológico que demostró que el ácido se mantenía en la mezcla y no perdía el efecto de la sustancia activa y, tras análisis en roedores, "se evidenció que los niveles de glucosa y de insulina en sangre mejoraron después de dos semanas de consumir el alimento funcional", según ha explicado la doctora en biología experimental de la UAdeC, Janeth Ventura.

El siguiente paso es realizar estudios de la jalea en personas para determinar sus efectos y experimentar con nuevas alternativas de edulcorantes no calóricos como 'stevia'. Por otro lado, se pretenden desarrollar sistemas de liberación prolongada para asegurar que los bioactivos no pierdan su función durante el proceso de digestión. Además, "la jalea no cuenta con una patente y su proceso de elaboración es de conocimiento público", ha comentado la doctora.