1 de diciembre de 2015

Constatan los beneficios de un compuesto de la uva contra la 'Helicobacter Pylori'

Constatan los beneficios de un compuesto de la uva contra la 'Helicobacter Pylori'
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE ALMERÍA

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El grupo de Microbiología y Biocatálisis (MICROBIO) del Instituto de Investigación de Ciencias de la Alimentación (CIAL) ha constatado la capacidad de los compuestos polifenólicos presentes en la uva y el vino para combatir potencialmente la bacteria 'Helicobacter Pylori', que aumenta el riesgo del cáncer de estómago y del desarrollo de la úlcera gastroduodenal.

"Ensayos realizados 'in vitro' han demostrado que estos extractos presentes en la uva y el vino combaten potencialmente el patógeno que causa la úlcera gastroduodenal y el cáncer de estómago. Por el momento, no se han realizado ensayos clínicos, pero se ha abierto una nueva vía de estudio", explica el investigador del CIAL, el doctor Alfonso Carrascosa.

Resultado de esta investigación, el CSIC ha registrado, en colaboración con el Hospital Princesa de Madrid, una patente de uso de compuestos fenólicos para el tratamiento de patologías causadas por la bacteria 'Helicobacter Pylori' y potencialmente utilizables contra el patógeno que causa estas dolencias.

Estos ensayos han demostrado que los compuestos fenólicos presentes en la uva y el vino poseen propiedades antimicrobianas frente a bacterias responsables de procesos inflamatorios e infecciosos tanto del intestino como de la cavidad bucal.

En concreto, los científicos han constatado efectos beneficiosos frente a las bacterias 'Helycobacter pylori' y 'Campylobacter jejuni', responsables de la mayoría de las úlceras y de algunos tipos de gastroenteritis; y frente a la bacteria 'Streptococcus', causante de infecciones odontológicas como la caries.

En este sentido, el Instituto de Ciencia, Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN) ha descubierto que ciertas bacterias lácticas del intestino metabolizan los compuestos fenólicos del vino produciendo otros compuestos bioactivos saludables que podrían reducir procesos inflamatorios o metabólicos no deseables.

"Al ingerir vino o comer uvas, los polifenoles que contienen son transformados por el microbioma humano produciendo compuestos beneficiosos potencialmente útiles para otras bacterias intestinales saludables, que influyen directamente sobre nuestra salud, ya sea como reductores de procesos inflamatorios o de trastornos metabólicos", explica Carrascosa.

El CIAL también ha demostrado que los extractos presentes en la uva contribuyen a inhibir en un 80% la actividad enzimática de la bacteria 'Streptococcus' involucrada en la formación de la caries, llegando a proponer que sean utilizados en colutorios como opción al fluor.

Además, el grupo de Microbiología y Biocatálisis (MICROBIO), del Instituto de Investigación de Ciencias de la Alimentación (CIAL), ha constatado la capacidad de los compuestos polifenólicos para combatir 'Campylobacter jejuni', patógeno principal causante de gastroenteritis en el mundo.