29 de noviembre de 2019

Conoce las propiedades del caqui, una de las mejores frutas del otoño

Conoce las propiedades del caqui, una de las mejores frutas del otoño
Caquis maduros en cesta de mimbre sobre la mesa de madera. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / EDIEBLOOM - ARCHIVO

MADRID, 29 Nov. (EDIZIONES) -

El caqui, palosanto, o persimonio es una fruta bastante desconocida, a pesar de que es muy dulce, fácil de comer, y presenta una cantidad moderada de fibra, lo que le hace un alimento muy útil para por ejemplo ofrecer a los más pequeños o personas estreñidas, o con dificultades a la hora de comer.

Es una de las frutas más típicas del otoño, como lo son el aguacate, la chirimoya o la granada. Es rica en Vitamina C, provitamina A (b-criptoxantina) y taninos. Procede de un árbol de la familia de las ebanáceas (Diospyros kaki), originario de Asia, según explica la Fundación Española de Nutrición (FEN).

Su fruto, el caqui, es una baya comestible de piel lisa, brillante, y de color amarillo, anaranjado, o rojo intenso. Es del tamaño de un tomate, aproximadamente. Además, la pulpa del fruto inmaduro es dura, de sabor áspero, y muy astringente por su contenido en taninos, aunque al madurar adquiere una textura fina, y un sabor muy dulce. De hecho, la FEN insiste en que cuando está maduro se asemeja al tomate por su aspecto y tamaño.

"Este fruto es originario de China y Japón, donde se cultiva desde el siglo VIII. Posteriormente fue introducido en los países occidentales: en Estados Unidos, a principios del siglo XIX y en Francia, España e Italia, hacia 1870", remarca la entidad.

En España fue introducido a finales del siglo XIX. Su cultivo se desarrolló como árboles aislados mezclados con otros frutales en los jardines, huertos familiares o en pequeñas plantaciones destinadas al consumo local. Actualmente, España es productora del 0,1% mundial de caqui, especialmente en la zona mediterránea, mientras que Asia concentra el 95% de la producción mundial.

Las variedades de caqui se dividen en función de su astringencia:

.- Astringentes: Son los tradicionales. Necesitan una adecuada maduración para su consumo. El tomatero, gordo y rojo brillante, pertenecen a esta especie.

.-No astringentes: Son los de mayor consumo actualmente. Pertenecen a esta variedad las tipo manzana, sharon (o sharoni o triumph ) y fuyu.

En concreto, las variedades Rojo Brillante y Tomatero se pueden comprar desde finales del mes de octubre hasta febrero. Los Sharon, desde noviembre hasta marzo.

VALORACIÓN NUTRICIONAL

Así con todo, esta fruta destaca por ser dulce, rica en agua, y en fibra. Sobre sus propiedades, la Fundación Española de Nutrición describe que contiene una proporción importante de hidratos de carbono (16%), fundamentalmente fructosa y glucosa. De ahí que se trate de una fruta bastante dulce.

También contiene pectina y mucilagos (fibra soluble) responsables de la consistencia de la pulpa del caqui, y una cantidad considerable de fibra insoluble. La pectina y los mucílagos retienen agua, aumentando el volumen de las heces, y facilitando el tránsito intestinal.

En cuanto al contenido vitamínico, el caqui es una excepcional fuente de provitamina A (sustancias que una vez en el organismo se transforman en vitamina A), concretamente de b-criptoxantina, remarca la FEN. 100 g de porción comestible contiene 1.447 g de este carotenoide (responsable de la coloración de los frutos).

También es fuente de vitamina C, concretamente, un caqui de tamaño medio aporta el 46% de las ingestas diarias recomendadas de esta vitamina. Entre los minerales que posee, esta fruta es rica en potasio, y en menor cantidad en magnesio y en fósforo. "El caqui aporta compuestos fenólicos, concretamente en taninos, que varía a lo largo de la maduración del fruto", advierte la Fundación. Por otro lado, indica que su aporte energético es superior al de la manzana, la piña o la pera e inferior al del plátano.

Contador

Lo más leído